Pukwudgies: los duendes del folclore nativo americano

Mucho tiempo antes de que los primeros europeos llegaran al Nuevo Mundo, las leyendas de los pukwudgies ya habían aterrado a múltiples generaciones. Se dice que estos seres, también conocidos como bagwajinini, habitan en los desiertos de toda Norteamérica. Los nativos americanos solían decir que los pukwudgies alguna vez vivieron en perfecta armonía con los humanos, aunque en determinado momento se convirtieron en enemigos.

Pukwudgie rostro duende

Leer MásPukwudgies: los duendes del folclore nativo americano

El gobierno de Islandia contra los duendes responsables por deslizamientos

Siglufjördur, una pequeña localidad dedicada a la pesca situada en el norte de Islandia, se vio afectada por una serie de tempestades el verano pasado. Cuando los obreros del estado acudieron a liberar un camino, de repente se vieron en medio de múltiples deslizamientos de tierra y la crecida de un río.

siglufjordur-islandia

Leer MásEl gobierno de Islandia contra los duendes responsables por deslizamientos

Los duendes del pantano

muñeco diabolico

—Hola, amigos. Vengan, vengan. Aquí está mi mami y quiero que los vea.

Apenas percibí un leve movimiento en la orilla del apestoso pantano.

—¿Qué haces, Sebastián? —pregunté a mi hijo de cinco años, que se soltó de mi mano y, gritando, corrió apresurado al borde de aquel sitio lleno de lodo, como si supiera algo que yo no sabía o no podía apreciar.

Pensé que se caía y corrí asustada a sujetarlo.

—Sebastián, por favor, no vuelvas a correr hacia ese lugar. Puedes resbalar y ahogarte.

—No, mami, aquí están mis amigos, siempre jugamos. Son los muñequitos que papá llevó a la casa.

El seguía llamándolos y yo estaba francamente desesperada.

Así comenzó para Sara y su familia una historia increíble de terror, con lo que creyeron eran duendes.

—¿Cómo empezó todo, Sara?

—Mire, Juan Ramón, teníamos unos meses de habernos mudado a ese pequeño poblado de Tabasco por el trabajo de mi marido. Es mecánico de embarcaciones y trabajaba para una compañía privada. Pasaba mucho tiempo fuera de casa y a veces llegaba de madrugada.

Sebastián era nuestro pequeño gran tesoro y yo me dedicaba en cuerpo y alma a él.

La empresa, nos consiguió alojamiento en una casa muy grande, en el estilo del sureste, que me gustaba mucho. Nos quedaríamos de seis a siete meses, pues mi esposo tenía que capacitar a varios empleados de la empresa, entre los que había algunos extranjeros que trabajaban en los diferentes puertos donde la compañía tenía embarcaciones.

En esa época del año, me explicó Sara, en Tabasco llovía muchísimo y el agua se estancaba cerca de la vegetación. La tierra se convertía en lodazal y la gente de la región llamaba a la zona área de los pantanos.

Leer MásLos duendes del pantano

Islandia, el país amante de lo sobrenatural

Es probable que cualquiera que crea en duendes y otros seres de fantasía sea tomado por alguien infantil o por un loco sin remedio. Pero según las encuestas, la mayoría de los islandeses creen, o al menos no niegan la existencia, de los duendes y la mayoría parecen perfectamente sanos. Bienvenidos a Islandia, el pequeño país insular donde el avance tecnológico va de la mano con las creencias paranormales.

duendes

Situado justo abajo del Circulo Polar Ártico, la nación más remota de Europa es probablemente también una de las más extrañas del mundo. Civilizados, y ciertamente nada extraños a la tecnología, la mayor parte de los 320,000 islandeses creen firmemente en la existencia de seres místicos como los duendes, gnomos y hadas. Por supuesto que existen entusiastas de la fantasía en todo el mundo que también creen en estos seres, pero en Islandia se lo toman muy enserio. Molestar a las místicas criaturas que viven por toda Islandia se cree que trae muy mala suerte, por lo que los habitantes humanos hacen casi cualquier cosa por evitar perturbar su tranquilidad.

Leer MásIslandia, el país amante de lo sobrenatural

La leyenda de Gorra Roja

Gorra Roja

Algunos de los castillos en ruinas que adornan la frontera entre Inglaterra y Escocia acogen a un inquilino tan siniestro como su pasado. Se trata de un maléfico duende, el más sanguinario de cuantos aparecen en el folclore británico, llamado Gorra Roja.

Gorra Roja (Redcap en inglés) es bajito y corpulento, y posee una larga melena de pelo gris. Parecería un inofensivo anciano de no ser por sus ojos, brillantes como ascuas, y porque en lugar de manos tiene dos garras como las de un águila. En los pies viste unas botas de hierro, a pesar de lo cual se mueve con gran rapidez, y a veces porta en su mano izquierda una vetusta pica digna de anticuario. Se cubre la cabeza con una gorra roja, cuyo color renueva tiñéndola periódicamente con la sangre de sus víctimas.

A Gorra Roja no se le puede combatir mediante las armas o en una lucha cuerpo a cuerpo, pues su destreza y su fuerza son tales que ningún humano es capaz de vencerle. Se le puede exconjurar, eso sí, recitando algunas palabras de la Biblia o mostrándole una cruz, como si fuese un vampiro. Entonces desaparece, dejando atrás uno de sus dientes, largos y afilados.

Según la tradición, durante la Edad Media, y por un corto periodo de tiempo, Gorra Roja sirvió como espíritu familiar al tiránico Lord William Soulis, quien a finales del siglo XIII intento hacerse con el trono de Escocia, conspiración que fue desbaratada por el legítimo rey y supuso el ocaso de la otra poderosa familia Soulis.

Leer MásLa leyenda de Gorra Roja