Muñecas poseídas

Pupa.

Pupa es una muñeca italiana de la cual se dice se mueve por si misma y que sus expresiones faciales así como su brazos y piernas cambian.

Cambien se dice que mueve las cosas que la rodean en el estante cerrado donde esta guardada. Desde la muerte de su dueña en 2005, las actividades de Pupa han aumentado considerablemente y pareciera que quisiera ser liberada de su prisión.

Aun utiliza su traje original de fieltro azul así como algunos otros accesorios originales, y a pesar de su delicado aspecto, se dice que sus actividades son vastas. Sus dueños reportan que al pasar cerca de su estante, escuchan pequeños golpes en el cristal y al voltear descubren la mano de la muñeca tocando el vidrio ademas de observar a la muñeca en distintas posiciones dentro del estante.

La particularidad de esta muñeca es que fue hecha a imagen y semejanza de su dueña en Trieste, Italia. Una costumbre muy arraigada en muchas partes del mundo, tanto así que algunas de estas muñecas tienen cabello real provisto por parte del niño o niña al cual emulan o cabello humano vendido al fabricante de muñecas como es el caso de Pupa.

Por razones desconocidas, los espíritus se sienten muy atraídos a estos juguetes y sobre todo que las muñecas son muy propensas a crear vínculos emocionales muy fuertes con sus dueños los cuales han sido demostrados aun a pesar de que sus dueños hayan crecido o incluso muerto.

La dueña original tuvo a Pupa desde sus 5 o 6 años (1920) hasta su muerte en 2005. La muñeca sobrevivió a los horrores de la Segunda Guerra Mundial, así como varios intentos de destrucción en fechas posteriores. Aun así la muñeca siempre se mantuvo al lado de su dueña durante los viajes fuera de Italia hacia los EU y de regreso

Actualmente las actividades de Pupa solo se encuentran en el circulo familiar aunque su dueña anterior decía que su muñeca hablaba con ella y le advertía de algún peligro durante su infancia, aunque nunca se sintió asustada o con una reacción de miedo hacia su muñeca, sin embargo en estos días, los dueños declaran que cuando pasan cerca de la muñeca sienten que su mirada los sigue y que algunas veces se pueden ver cambios en las facciones de la cara de Pupa.

Leer MásMuñecas poseídas