Joven estadounidense demanda a sus padres por no pagarle la universidad

En uno de los dramas legales más irrisorios de la historia estadounidense reciente, una porrista adolescente intentó procesar a sus padres porqué se negaron a pagarle la mensualidad de la universidad.

Rachel Canning demanda a sus padres (6)

Desafortunadamente para ella, un juez de la corte de familia de Nueva Jersey determinó el pasado martes que sus padres no están obligados a hacer ninguna cosa por el estilo. De hecho, todas las solicitudes de Rachel Canning, de 18 años, fueron negadas: mesada semanal, pago de la educación secundaria y educación superior, gastos diarios y los honorarios de sus abogados.

Leer MásJoven estadounidense demanda a sus padres por no pagarle la universidad

Magnate saudita demanda a Forbes…

…por estimar su fortuna en $ 10 mil millones menos.

Al-Waleed bin Talal

Desde una cierta perspectiva la pobreza y la riqueza son igualmente intolerables, y cada una a su manera, pero igualmente de obscenas. Es sorprendente que haya personas que viven en condiciones muy precarias, en condiciones que serían consideradas mínimas, situación que no es así para muchos otros que posee excesivos recursos económicos, como el príncipe árabe Al-Waleed bin Talal bin Abdul Aziz Al-Saud que consideró ofensivo que Forbes haya estimado su fortuna a menos.

Leer MásMagnate saudita demanda a Forbes…

Las 10 demandas más locas

No creo que ningún trabajo pueda compararse al de una compañía de seguros, con todo  ese montón de reclamaciones, clausulas aburridas que hay que recordar y todo eso aderezado con una montaña de papeles. Sin embargo, hay veces que estas empresas se enfrentan a situaciones hilarantes, a veces las situaciones se tornan graciosas aunque no del todo para los trabajadores de seguros. La locura de estas demandas presentadas por las personas, dan a las empresas en que trabajar con el fin de llenar los vacíos legales y evitar que vivales hagan dinero extra con su propia estupidez y trucos desagradables.

10. Tropezar con un niño.

bebé corriendo

Kathleen Robertson de Austin, Texas, de hecho ganó el caso y el jurado le concedió 80,000 dólares, que por supuesto estaba conformado por sus compañeros y amigos, por tropezarse con un niño y romperse un tobillo, el niño estaba corriendo dentro de una tienda de muebles. Los dueños de la tienda quedaron desconcertados cuando escucharon el veredicto final. Eso es comprensible sobre todo porqué el niño corriendo era el hijo de Robertson. Tal vez la tienda ahora tenga que colocar un estante donde los clientes deban “encargar” a sus pequeños.

Leer MásLas 10 demandas más locas