Reglas y etiqueta de los cines en 1912

¿Te preocupa que en el estreno de tu película favorita asista una madre con sus pequeños retoños? La posibilidad de que el crio suelte el llanto precisamente en el clímax de la película siempre está latente, y estas preocupaciones no son algo nuevo. Teniendo en cuenta lo que algunos gastan en boletos, comida y golosinas es razonable que las personas se molesten cuando alguien les arruina la noche. Y es que los diálogos, la música y las secuencias de sonido son tan importantes para el espectáculo como la imagen misma.

permanezca sentado
Permanezca sentado.

Leer MásReglas y etiqueta de los cines en 1912