Proyecto Horizonte

Varios años atrás en el tiempo, un grupo de científicos de las diversas ramas de especialización y conocimiento, se reunieron para tratar de develar las incógnitas que cada una de las ramas de la ciencia no podía explicar desde su sola visión de la vida y el planeta. Por lo general la ciencia se excluye a sí misma, se divide de tal manera que pierde de vista el conjunto, se extravía en análisis y presupuestos, que hace difícil hoy en día el avance científico. Si uno tuviera que incluír en la ecuación el factor económico, pues bien, la cosa se complica de manera exponencial.

Volviendo a nuestro Proyecto Horizonte, estos científicos decidieron intercambiar y comparar el conocimiento que cada uno manejaba sobre la vida misma y sus hallazgos. Después de pasar años enteros estudiando y escrutineando cada papel y documento científico, histórico, religioso, etc. y usando recursos de la más alta tecnología para acceder a la información, descubrieron un enigma aún mayor y la respuesta a muchas de las preguntas sin responder.

El ser humano ha estado en este planeta mucho más tiempo de lo que la ciencia creía. Es más, el ser humano y la humanidad como conjunto, ha estado varios miles de años atrás, mucho más avanzada tecnológicamente, de lo que estamos nosotros ahora. Por ejemplo, el calendario Maya y el conocimiento matemático que implica, es mucho más preciso que cualquier conocimiento matemático que hoy poseemos. Es decir, estaban mucho más avanzados en el conocimiento de los ciclos terrestres y celestes, su duración desde el inicio hasta el final.

Otro ejemplo puede ser la pila eléctrica que se descubrió enterrada bajo las ruinas de Babilonia (hoy Iraq), en 1937. Esa pila aún tenía carga eléctrica  y lo curioso del dato es que databa de 2200 años de antigüedad. También podemos citar la ciudad sumergida de Japón. Cerca de su plataforma submarina se encuentra una ciudad de más de 200 millas de largo, totalmente sumergida en el océano, con edificios intactos y hasta un par de pirámides.

Leer Más

Fenómenos que podrían cambiar al mundo

Colisión de un asteroide contra la Tierra.

No demasiado probable pero no descartable del todo, según los expertos, la posibilidad de que un cuerpo espacial impacte sobre nuestro planeta está, desde hace varias décadas, fuertemente instalado en el imaginario colectivo como fuente de destrucción de la vida tal y como ahora la conocemos. Con todo, ese riesgo, por las dimensiones de los cuerpos que podrían colisionar de manera probable contra la Tierra y la capacidad de detectarlos previamente en nuestro escenario actual, parecen controlados.

Leer Más

Verdades ecológicas que nadie quiere escuchar

Los árboles jóvenes no limpian la atmósfera.

Son las 7:00 de la mañana. Tenía puesta la alarma para las 7:35 pero me he despertado gracias a las obras. Una nueva avenida, podría ser la M60, pasa delante de mi casa atropellando el sueño ajeno y decenas de árboles. Claro que hay quejas, que talan los árboles, que el CO2, que la desforestación… Pero no hay problema. Por ley, los ayuntamientos tendrán que plantar un ejemplar por cada año de edad que tenga el árbol talado.

Leer Más