Sada Abe: una historia de pasión, locura y muerte

Sada Abe y Kichizo Ishida vivían la auténtica pasión prohibida. En abril de 1936, la pareja alquiló una habitación de hotel en el centro de Tokio para pasar el rato; sin embargo, lo que inició como una simple tarde de amor terminó convertido en una maratón de cuatro días de pasión desenfrenada. La pareja no dejaba de hacer el amor ni siquiera cuando las empleadas del hotel llevaban la comida. Pocos imaginaban que un amor tan pasional como el de Abe e Ishida terminaría en tragedia.

sada abe detenida

Continuar…Sada Abe: una historia de pasión, locura y muerte

Tamara Samsonova: la abuela asesina de Rusia

En julio de 2015, la atmósfera de los suburbios de San Petersburgo, Rusia, se llenó con un hedor macabro proveniente de un terreno baldío en un barrio apacible. Los animales se comportaban de forma inusual al pasar frente al lugar y, eventualmente, los bomberos intervinieron sospechando que algún animal había muerto. Al ingresar, se toparon con siete bolsas negras para basura esparcidas en el área. La pestilencia era insoportable, y cuando uno de los bomberos abrió una de las bolsas reculó al instante. Se trataba de restos humanos.

tamara Samsonova

Continuar…Tamara Samsonova: la abuela asesina de Rusia

Los 10 asesinos seriales más prolíficos en la historia

Muchos suponen que el fenómeno de los asesinos seriales es contemporáneo; sin embargo, estos depredadores han acompañado a la humanidad desde sus inicios. De hecho, resulta muy probable que los asesinatos en el pasado fueran mucho peores, sobre todo cuando el asesino pertenecía a la nobleza y las víctimas surgían de la clase más desfavorecida. Aunado a este inconveniente tenemos la total falta de investigación y aplicación de justicia, por lo que ese pasado pudo ser tierra fértil para las más oscuras aberraciones humanas.

top 10 asesinos seriales

Continuar…Los 10 asesinos seriales más prolíficos en la historia

El atroz crimen del Dr. John Webster

John White Webster vino al mundo en el seno de una prominente familia de Boston, Estados Unidos, y para 1815 se graduaba del Harvard Medical College. Como miembro fundador de la Linnaean Society of New England, Webster tuvo la oportunidad de resguardar los especímenes que coleccionaba la organización, hecho que terminó influyendo en su profunda fascinación por la biología y geología. El doctor Webster siempre anheló destacar en la historia. Y lo consiguió, aunque no de la forma que había imaginado.

Doctor John Webster asesino boston

Continuar…El atroz crimen del Dr. John Webster

Mary Bateman, la “Bruja de Yorkshire”

En los albores del siglo XIX, Inglaterra era tierra fértil para la proliferación de la religión. Joanna Southcott, liderando una cruzada religiosa respaldada por miles de seguidores quienes la llamaban “El cordero”, se autodenominó profetisa y ofrecía salvación eterna a quienes siguieran sus enseñanzas. Richard Brothers era otro profeta que lideraba su propio movimiento religioso bajo el supuesto de una inminente llegada del reino de Dios a la Tierra. Como los ingleses se consideraban el pueblo elegido de Dios, toda clase de señales y milagros se proclamaban como muestra de la Segunda Venida de Jesús.

mujer trabajadora

Continuar…Mary Bateman, la “Bruja de Yorkshire”

4 Parejas asesinas que te harán valorar la soltería

Dicen que el amor es capaz de superar cualquier obstáculo, especialmente cuando hablamos de parejas asesinas. Los cónyuges que te presentamos a continuación fueron capaces de llevar a cabo las cosas más horrorosas con tal de mantenerse unidos. Mientras para muchos un ramo de flores figura como detalle ideal para la persona amada, otros prefieren momificar el cadáver de su musa. ¿Quién necesita un Día de San Valentín cuando se puede festejar el amor todos los días en el infierno? Desde los famosos “asesinatos de los páramos” a los infames “asesinos del Niagara”, estas perturbadoras historias donde se mezcla crimen y pasión provocarán que empieces a valorar tu soltería.

parejas asesinas portada

Continuar…4 Parejas asesinas que te harán valorar la soltería