Sphynx: los curiosos gatos sin pelo

La raza Sphynx, a diferencia de los gatos tradicionales famosos por su pelaje sedoso y suave, carece de pelo. Es una clase de gato doméstico con necesidades únicas de higiene, pero que conserva ese encanto de cualquier otro peludo. Aunque existen otras razas de gatos cuya mayor peculiaridad es la ausencia de vellosidad, hoy profundizaremos un poco en el origen, personalidad, dieta, cuidado y salud de los gatos Sphynx.

gato arrugado sin pelo

Aunque no lo parezca, la piel de los gatos Sphynx está cubierta por miles de pequeñas vellosidades firmes y suaves. Estos pelos diminutos y finos se parecen mucho a los que encontramos en la piel del durazno. Sin embargo, otro detalle importante que llama la atención es que estos gatos no presentan bigotes ni pestañas.

Origen de los gatos Sphynx.

Los gatos sin pelo han existido desde hace cientos de años. Por ejemplo, a comienzos del siglo pasado un hombre llamado E. J. Shinick documentó la existencia del gato azteca, una raza extinta cuya mayor peculiaridad era la ausencia de pelo. Sin embargo, los gatos Sphynx se convirtieron en la primera raza de gatos sin pelo criados específicamente para destacar esta característica.

La cría selectiva de esta raza inició en 1966 en la ciudad de Ontario, Canadá. Allí, la gata de una mujer parió una camada de gatos en la que uno carecía de pelo. Pero, la raza Sphynx quedó “oficialmente establecida” en 1978, partiendo de tres gatos sin pelo que nacieron en Toronto.

Al poco tiempo, los criadores se percataron de que el gen responsable por la ausencia de vellosidades resultaba recesivo para el gen de pelo corto, y sucedía lo contrario frente al gen del pelo en el Devon Rex (un primo distante de los Sphynx), lo que engrosó el número de gatos en la raza emergente.

A finales de la década de 1990, la Cat Fanciers’ Association (la asociación de registro de gatos de pedigrí más prestigiosa en Norteamérica) aceptó el registro de los Sphynx y el desarrollo de la raza se disparó por todo el mundo.

Comportamiento y personalidad.

Estos gatos manifiestan una personalidad extrovertida, son muy apegados a los dueños y les encantan los mimos (como cualquier otro gato). Algunos propietarios de gatos Sphynx aseguran que tienen la costumbre de salir a saludarlos cada vez que llegan a casa. Son gatos muy juguetones e inteligentes que disfrutan de la compañía de sus dueños. En ambientes fríos la falta de pelo provoca una pronunciada pérdida de calor, misma que compensan con un apetito voraz.

gato Sphynx curioso

Sin embargo, como estos gatos no poseen protección natural contra climas extremos, los veterinarios recomiendan mantenerlos bien abrigados en invierno. Curiosamente, su temperatura corporal está uno o dos grados por arriba del promedio observado en otras razas. Odian que los pongan en superficies frías y a la hora del descanso buscan lugares para calentarse.

Si planeas criar un gato Sphynx, debes tener en mente que su piel podría necesitar un protector solar en caso de que se exponga regularmente al sol.

Higiene y salud de los gatos Sphynx.

A diferencia de otras razas con pelo, los Sphynx tienen mayor probabilidad de desarrollar problemas en la piel. Suelen padecer infecciones fúngicas y erupciones cutáneas. De ahí la importancia de proteger a estos pequeños contra las quemaduras solares. Más allá de estas necesidades, la raza proporciona gatos robustos y muy fuertes.

Y si crees que los Sphynx no producen alergia por carecer de pelo, estás equivocado. La verdadera responsable por la alergia a los gatos es una proteína llamada Fel d 1, y no el propio pelo. La Fel d 1 está presente en las glándulas sebáceas y saliva de los gatos. De hecho, la alergia de una persona podría ser todavía peor al contacto directo con la piel de un Sphynx.

Como cualquier otro gato doméstico, los Sphynx requieren de un esquema de vacunación para protegerlos contra enfermedades y exámenes veterinarios anuales.

Sphynx gato sin pelo

Alimentación.

Cuando se trata de la dieta, cada gato es único y puede desarrollar sus propias necesidades o aversiones. Pero, los gatos son animales carnívoros que deben obtener alrededor de 41 nutrientes distintos para alimentarse. La proporción de estos nutrientes depende de la edad, el estilo de vida y la salud en general del gato. Un gato en desarrollo que suele salir de casa tiene necesidades nutrimentales distintas a un gato adulto que vive en el interior de una propiedad.

Como mencionamos anteriormente, la falta de pelo provoca una acelerada pérdida de calor en el cuerpo de los Sphynx. Por eso recomiendan ofrecerles una dieta rica en proteínas y calorías, para que su cuerpo las convierta en calor. Agua fresca y limpia, como cualquier otro gato e incluso raciones de comida húmeda para complementar.

Deja un comentario