Sheila y Toby.

Es la historia del pequeño perro de los Mac Kenzie, cuando llego a sus vidas en 1994 una vieja pata llamada Sheila lo adopto como su hijo, juntos vivieron una relación hermosa hasta que Sheila murió y el pequeño Toby quedo solo, pero los Mac Kenzie decidieron embalsamar el cadáver de la pata y presentarselo a Toby…

Una excelente publicidad me hizo recordar la historia de Christian, el leon.

2 Reacciones

Hacer comentario