Serie fotográfica muestra la dura realidad de los trabajadores japoneses

En un artículo que escribió para el sitio web Bored Panda, David Tesinsky relató su experiencia sobre el tiempo que pasó en Japón y la impresión que tuvo de los nipones, principalmente en relación a las jornadas laborales y al cansancio físico, un fenómeno aparentemente común y visible en muchos trabajadores de aquel país.

fotos trabajadores japon

A través de una serie fotográfica que transmite mucha información, Tesinsky nos presenta un Japón repleto de trabajadores cansados, capaces de tenderse en cualquier lugar para conciliar el sueño y descansar un poco. Son personas que vienen de una jornada laboral de hasta 14 horas diarias – incluso más cuando existe la necesidad.

Y aún exhaustos, encuentran un momento para salir con sus amigos a disfrutar de una hora feliz y, cuando no logran regresar a casa tras una noche de borrachera, terminan durmiéndose en las mismas estaciones de metro. Échale un vistazo a las imágenes a continuación.

 

1 – Una siesta en plena calle tras una borrachera con clientes y compañeros de trabajo.

Dura realidad trabajadores japoneses (1)

 

2 – Recostarse sobre una mesa del McDonalds también es válido cuando se trata de descansar un poco.

Dura realidad trabajadores japoneses (2)

 

3 – El entretenimiento es indispensable.

Dura realidad trabajadores japoneses (3)

 

4 – Un viernes por la noche.

Dura realidad trabajadores japoneses (4)

 

5 – La Happy Hour que no se puede desaprovechar.

Dura realidad trabajadores japoneses (5)

 

6 – Esta es la atmósfera regular que se vive en el metro.

metro tokio trabajadores

 

7 – Un momento para la diversión.

Dura realidad trabajadores japoneses (6)

 

8 – Andando por las calles.

Dura realidad trabajadores japoneses (7)

 

9 – En la estación del metro.

Dura realidad trabajadores japoneses (8)

 

10 – El sueño siempre los alcanza.

Dura realidad trabajadores japoneses (9)

 

11 – Una noche entre amigos.

Dura realidad trabajadores japoneses (10)

 

12 – Camino al trabajo.

Dura realidad trabajadores japoneses (11)

 

13 – Completamente exhausto.

Dura realidad trabajadores japoneses (12)

 

14 – El sueño parece tener la intención de evitar la realidad.

Dura realidad trabajadores japoneses (13)

 

15 – Cualquier sitio es bueno para rendirse durante algunos minutos.

Dura realidad trabajadores japoneses (14)

 

16 – Abarrotado.

Dura realidad trabajadores japoneses (15)

 

17 – El día a día en Japón.

Dura realidad trabajadores japoneses (16)

Al menos los japoneses pueden dormir en la vía pública seguros de que no los van a robar, secuestrar o, en el peor de los casos, matar. En México eso suena a utopía.

19 Reacciones

  • todo tiene su pro y su contra, ese es el precio del hiperdesarrollo: largas jornadas laborales y terminar convirtiéndote solamente en un número de una cifra estadística; luego vienen la depresión y las enfermedades ocupacionales. Trabajar todo el día en entornos perfectamente ordenados pero igual de grises y monótonos.

    Aunque por otro lado, en Latinoámerica y el Caribe no nos matarán las jornadas laborales, pero sí lo hacen los bajos salarios y los pocos gastos que se pueden cubrir con ellos, los servicios de mala calidad y un larguísimo etcétera; sin mencionar que en países como mi amada República Dominicana, con tasas de desempleo cercanas al 40 %, se te considera ya afortunado por el simple hecho de tener trabajo.

    • Gran comentario, la mayoría de personas que laboramos en México padecemos de bajos salarios y es todo un reto cubrir todas nuestras necesidades con tan bajos ingresos.

  • La clase trabajadora existe para generar riqueza no para ellos, sino para la clase alta que en contubernio con el gobierno mantienen mediante la inflación y sueldos miserables el temor latente de No completar tus gastos y tengas que laborar horas extras mal pagadas (pagadas en algunos casos) por la presión de un recorte de personal próximo.

  • En lo personal también me gustaría poder dormir en alguna banca pública o algún otro sitio sin preocuparme de que mi vida puede estar en peligro, quiero decir, afortunadamente duermo mis 6 horas diarias, pero comprendo lo cansado que es tener largas jornadas (de estudio y trabajo). Hasta considero que muchas veces lo que más nos cansa es la preocupación de necesitar dinero para mantener a tu familia o pagar tus estudios, no la carga física.
    A parte de la inseguridad no falta el gracioso que te toma fotos y las sube a redes sociales jajajaja (tengan piedad)
    ¡Ánimo a los que se identificaron con estas fotografías!!

  • Es la situación en Japón, son criados para ser trabajadores eficientes y servir a corporaciones en búsqueda de un sueño de bien estar, pero las corporaciones no conocen de piedad no son humanitarias son creadas para ganar dinero lo mas que se pueda, los trabajadores son desechables no indispensables pues hay miles que pelean el puesto que desocupe uno. Los trabajadores viven para trabajar no trabajan para vivir

Hacer comentario