Señora, ¿está su hijo el maricón?

Hay veces que las campañas de marketing tradicionales no resultan en lo esperado, es entonces cuando hay que salir de lo ordinario y empezar a ser un poco más bizarros. ¿Qué pedo con el enano?.

8 Reacciones

Hacer comentario