Sencillo truco para evitar que tus gafas se empañen al usar cubrebocas

En medio de la pandemia, portar cubrebocas al salir de casa resulta esencial para prevenir la propagación del nuevo coronavirus, por mucho que nos moleste o incomode. Pero, aquellos que utilizan gafas o anteojos también tienen que lidiar con el vapor de la respiración que constantemente empaña el cristal de estos artículos.

anteojos sobre una mesa

En un intento por resolver este problema, médicos del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido explicaron y recomendaron una táctica que consiste en utilizar agua y jabón para evitar la incómoda situación. Este método apareció por primera vez en 2011, en una publicación del Annals of the Royal College of Surgeons of England.

La publicación señala que, con el fin de evitar que los anteojos se empañen, es suficiente lavarlos con agua y jabón y secarlos con un paño suave. Es un procedimiento que debe realizarse con las manos limpias e inmediatamente antes de colocarse el cubrebocas. Eso es todo.

Parece un engaño, pero el método tiene sustento científico. Como se explica en el artículo publicado, las pequeñas gotas de agua que empañan las micas de los lentes se forman debido a la tensión superficial inherente entre estas moléculas.

Al lavar la superficie de los anteojos con agua y jabón, no hacemos otra cosa que formar una fina película en el cristal de los cristales y reducir esta tensión superficial, provocando que las moléculas de agua formadas por la respiración queden esparcidas uniformemente, formando una capa transparente. Este “efecto surfactante o tensoactivo” es socorrido en muchas situaciones cotidianas para evitar que las superficies se empañen.

1 comentario en «Sencillo truco para evitar que tus gafas se empañen al usar cubrebocas»

  1. Yo uso lentes, Este sencillo método es una absoluta patraña. Nada funciona y yo lo he probado todo, desde frotarlos con una maldita papa hasta los fluidos caros que venden. Lo lamento pero así es

    Responder

Deja un comentario