Salvado por orejón

Una historia verdaderamente increíble, un niño de China llamado Ming Ming de seis años de edad se salvo de una caída al vacío de 8 pisos gracias a sus grandes orejas. Justo cuando se deslizaba por una de las rejas del edificio, sus orejas quedaron atrapadas en el metal y sirvieron de sostén ante la inminente caída.

10 Reacciones

Hacer comentario