Reducción de natalidad humana marcaría el principio de la extinción

¿Recuerdas que hasta hace una década se mostraba preocupación por la sobrepoblación del planeta en el futuro? Hoy, los índices mundiales de fertilidad sufren cambios gigantescos y la humanidad pasa por una desaceleración en la natalidad sin precedentes. Los expertos ya pronostican un “enorme cambio social” si la tendencia se mantiene. Y esto afectará directamente a las políticas de salud reproductiva.

recien nacido(1)

El descenso en los índices de fertilidad.

El índice de fertilidad es el término para referir al número promedio de hijos que concibe una mujer. Los análisis estadísticos proyectan que cuando ese índice baja de 2.1, se produce una disminución en la población. Un equipo de investigadores del Institute for Health Metrics and Evaluation, de la Universidad de Washington, señala que esa cifra rondaba los 2.4 hijos en 2017.

La cifra de hace tres años es casi la mitad de lo que se observaba en 1959: 4.7 niños. Y la preocupación es que la tendencia se mantenga y para el año 2100 el índice de fertilidad se reduzca hasta los 1.7 hijos. La investigación, publicada en la revista Lancet, prevé que hasta 2064 la población humana aumentará hasta los 9,700 millones. Sin embargo, para 2100 sufrirá una caída estrepitosa a 8,800 millones.

La teoría es que los esfuerzos en educación sexual y la disponibilidad de métodos anticonceptivos han contribuido a establecer esa dinámica poblacional.

Tendencias alrededor del mundo.

En el artículo pronostican que India superará a China como el país más poblado del planeta. Las estimaciones sugieren que los chinos llegaran a un máximo de 1,400 millones de habitantes. Pero, para 2100 la población de China se habrá reducido a la mitad. Según las cifras de 2017, Japón posee 128 millones de habitantes, que para finales del siglo quedarán reducidos a 53 millones.

En ese mismo periodo, los italianos pasarán de 61 millones de habitantes a 29 millones. En 2063, el Reino Unido alcanzará un pico máximo de 75 millones de habitantes y caerá a 71 millones para 2100. Christopher Murray, uno de los autores del estudio, advierte que un cambió así de drástico implica una transformación sin precedentes para la sociedad humana.

indice de fertilidad
Reducción del índice de fertilidad global pronosticado hasta 2100.

Que países masivos como China e India reduzcan tanto la tasa de fertilidad en tan poco tiempo implica enormes consecuencias ambientales, sociales, geopolíticas y económicas. Esos países tendrían que adaptar sus políticas a una nueva realidad dominada por un bajo índice de fecundidad. Además, estarían obligados a impulsar y mejorar la salud reproductiva de las mujeres. Otro aspecto inquietante de este fenómeno es que, si bien nacerán menos niños, tendremos adultos con vidas más largas.

Los niños menores de 5 años pasarán de 681 millones en 2017 a 401 millones en 2100. Por otro lado, la cantidad de personas con 80 años pasará de 141 millones a 866 millones en el mismo periodo. Si la configuración actual se mantiene, estaremos frente a un problema donde menos personas contribuirán a la economía. Al mismo tiempo que se requiera un mayor gasto para cuidar a los ancianos.

El impacto que puede tener esta tendencia es enorme y la gente aún no está consciente de ello. “Si no encontramos una solución, eventualmente la especie desaparecerá, aunque todavía faltan algunos siglos para que eso suceda”, sentencia Murray.

12 comentarios en «Reducción de natalidad humana marcaría el principio de la extinción»

  1. Este estudio es igual de alarmista que los del pasado que decían que se produciría una sobrepoblación tal que traería hambrunas, y que estas a su vez crearían guerras mundiales por comida.

    Probablemente esto se autorregulará, y si no, los países tendrán que dar incentivos a sus habitantes para promover que las parejas tengan hijos, se tendrá que elevar la edad de jubilación, etc. Pero dudo que la especie humana esté en peligro de extinción por baja natalidad.

    Responder
    • Concuerdo con usted.
      A muchas personas se les olvida que este tipo de estudios, donde se ven involucradas ciencias como la sociología, tienen un amplio margen error, por decirlo de un modo sencillo, y que si bien no dejan de regirse por el hecho y la evidencia, no se toman en cuenta variables un poco más sofisticadas para el mero análisis estadístico. Considérese lo esto meramente como una opinión, e igual, hagan sus apuestas para ver qué ocurre primero y cuáles cifras vaticinadas en el estudio se cumplen o no.

      Saluditos.

      Responder
    • Rob (comentario mas abajo) tiene razón, las poblaciones no estan creciendo igual, la de centroamerica y sudamerica están creciendo exponencialmente (de forma directamente proporcional a las horas escuchadas de regaeton e inversamente proporcional al nivel de estudios promedio por el número de Maluma-BadBunny), los países de primer mundo es donde esta bajando la natalidad, si aplicamos la formula anterior vemos claramente que nos da un cociente negativo.

      Responder
  2. Obvio solo se fijan en naciones desarrolladas, donde la cultura, la preparación académica y la economía permiten este control natal, pero parece que se olvidan de un factor importante…
    Las naciones pobres con menos educación promedio, economía en crisis y demás, son las que mayor tasa de natalidad aportan y es muy difícil cambiar este paradigma.

    Así que no se preocupen si los europeos dejan de reproducirse y se extinguen, toda África, India, China y Latinoamérica están para repoblar XD

    Responder
  3. De hecho a la par que leo éste buen artículo, lo comparo con otras investigaciones y al parecer son ciertas, como mencionan arriba, puede generar conflictos, sin embargo la calidad de vida se verá en aumento, los salarios se verán incrementados y habrá más recursos para todos, el el libro de el origen de las especies de Darwin nos dice que un organismo que no puede replicarse (reproducirse) y/o no se adapta tiende a desaparecer, quizá no lo veamos, así que aunque existan estudios muy serios, la verdad es que la vida siempre nos sorprende, un saludo a todos

    Responder
  4. Un estudio muy alarmista y tendencioso, no toma en cuenta que la reducción de la natalidad se ha debido a la voluntad humana misma y nuestra misma especie, de verse en el más mínimo riesgo, volverá a reproducirse de la misma manera inconsciente que lo ha hecho durante milenios, si bien es cierto que este descenso en la natalidad se verá muy reflejado en la economía, también es cierto que traerá mejorías al sistema mismo, menos humanos significa menos competencia laboral, mayores salarios, mejor distribución de los recursos, menores cifras de analfabetismo, delincuencia, desempleo, mayor acceso a la educación y ajenos al ser humano aunque deberían ser de suma importancia, también un mucho menor impacto al ecosistema y mucho menos contaminación; sospecho que fue un artículo escrito por un proparto…

    Responder

Deja un comentario