¿Por qué la década de los 20 empezará hasta 2021?

¿Crees que la humanidad hizo un «reset» al tiempo el año en que nació Jesús? Esta convención inició su largo camino 500 años después de la crucifixión del mesías. Por ejemplo, si viajaras en el tiempo hasta el año 400 d.C., encontrarías a los habitantes del Imperio Romano viviendo en el «año 116». A muchos parecerá extraña dicha afirmación, pues para estas fechas el cristianismo ya se había instaurado como la religión oficial de Roma.

el calendario

Sin embargo, en aquella época la Iglesia empleaba otro sistema para contabilizar el tiempo: el comienzo del mandato de Diocleciano, emperador romano que gobernó entre el 284 d.C. y 305 d.C. (de nuestro calendario actual). Y la Iglesia no contabilizaba el tiempo a partir del reinado de Diocleciano como una muestra de cariño y/o respeto por el emperador.

La era de los mártires.

Al contrario. Este gobernante fue uno de los más grandes perseguidores de cristianos. Por eso, después que el cristianismo se convirtiera en religión oficial, en el 380 d.C., el período de Diocleciano empezó a llamarse “era de los mártires” en honor a todos los cristianos que murieron por órdenes del emperador. Así, la era de los mártires o diocleciana funcionó como marcador para el conteo del tiempo.

Antes de esto, el tiempo se contabilizaba partiendo del momento en que iniciaba el gobierno de cada emperador. De esta forma, Jesús habría nacido en el año 14, durante el 14° año del gobierno de Tiberio. También se contabilizaba el tiempo partiendo de la fundación de Roma, una fecha legendaria que muchos ubican en el 753 a.C.

Independientemente del conteo que hacían del tiempo, lo importante es que la Iglesia no empleaba el año de nacimiento de Jesús para estos menesteres. Todo esto cambió en el siglo VI con los aportes de un monje erudito y matemático llamado Dionisio el Exiguo. De exiguo Dionisio tenía muy poco, sobre todo porque se le consideraba el más grande intelectual de la sede que la Iglesia instaló en Roma.

Diocleciano
Busto de Diocleciano.

No por nada el papa Juan I le encomendó recalcular los calendarios, pues quería saber en qué día de abril debía celebrar la Pascua en los años siguientes (no existía un consenso sobre el día exacto para cada año, como sucede en la actualidad).

El tiempo de Dionisio el Exiguo.

Dionisio aprovechó la oportunidad para hacer cambios radicales y profundos. Partiendo de criterios propios, calculó los días en que debía celebrarse la Pascua.

Pero no se detuvo ahí: estipuló que ese año, el 241 de la era diocleciana, marcaba el anno ab incarnatione Domini 525. En otras palabras, el 525 aniversario de la «encarnación» del Señor en forma de ser humano. Varios siglos después esta forma de contabilizar el tiempo se volvió universal y no fue un proceso nada rápido. Portugal aceptó el sistema hasta el 1400, mientras los rusos lo hicieron en el 1700.

Dionisio el Exiguo
Dionisio el Exiguo

El tiempo en otras doctrinas religiosas.

La Iglesia Ortodoxa siguió empleando otro conteo, una derivación del calendario judío cuya fecha de inicio es el “origen del mundo”. De acuerdo con este sistema, popularmente conocido como calendario bizantino, Jesús habría venido al mundo en el año 5500 a.M. (anno Mundi). Por supuesto que hablamos de un redondeo forzado, pues estos tampoco tenían forma de justificar sus cálculos, empezando por el origen del mundo que se “calculó” partiendo de la lectura del Viejo Testamento.

Los propios judíos, que escribieron el Viejo Testamento, concluyeron algo totalmente distinto. De acuerdo con la interpretación que esta religión hizo de las sagradas escrituras, los humanos estaríamos viviendo en el año 5780. Y la fecha que Dionisio el Exiguo estipuló para el nacimiento de Cristo equivaldría al 3760 de su calendario.

La universalización de la era de Jesús.

La sustitución de la era de los mártires por el sistema de Dionisio encontró una particular resistencia en Europa occidental. Con la división del continente en diversos reinos, se hizo costumbre que la fecha de ascenso de los soberanos locales marcara el año cero.

El sistema propuesto por Dionisio empezó a popularizarse en Europa a partir del siglo XVII, con el patrocinio de Carlomagno. Y es que el rey de los francos, además de dedicarse a conquistar buena parte del continente, apoyó a los religiosos que defendían la idea de centralizar el conteo del tiempo partiendo del nacimiento de Jesús. Así fue como la idea terminó volviéndose universal.

Todo sería perfecto; sin embargo, existe un gran detalle que pasamos por alto: el sistema es erróneo pues nadie conoce la fecha de nacimiento de Jesús (como te lo contamos en La historia de la Navidad).

La imprecisa fecha del nacimiento de Jesús.

El Nuevo Testamento no hace referencia sobre el tema. Lo que encontramos son menciones de otros personajes históricos cuyas fechas se conocen a partir de otras fuentes. Por ejemplo, en el Evangelio de Lucas se dice que Juan Bautista empezó a predicar en el año 15 del reinado de Tiberio.

En el de Mateo se especifica que Jesús nació en la época de Herodes el Grande, rey judío vasallo de Roma que murió en el año 4 a.C. También se menciona que Jesús nació en los tiempos del gobernador Quirino, un político Romano qué gobernó Siria a partir del año 6 d.C.

Ante la enorme imprecisión de los evangelios, era imposible especificar una fecha para el nacimiento de Jesús (incluso el papa Benedicto XVI aceptó la existencia del problema en el año 2012). Pese a esto, Dionisio postuló que el año 14 del reinado de Tiberio era el “año cero”.

el nacimiento de jesus
La fecha del nacimiento de Jesús es una misterio.

El cero de “nuestra era”.

Pero, en aquella época los europeos no utilizaban el cero (el concepto llegaría tiempo después, desde Oriente). No es que los europeos desconocieran el significado de «cero», pero en la numeración romana se empezaba a partir del I (uno).

Entonces, lo que venía después del año 1 a.C. no era el 0 a.C. Fue el 1 d.C. Un error garrafal, pues los bebés no vienen al mundo con un año de edad. Así quedaron las cosas. Con este error original en el conteo, la segunda década de la era cristiana inició en el año 11 d.C., dado que el último año de la primera década fue el año 10 a.C. El problema persiste. El tercer milenio empezó en el 2001, no en el 2000. Y la década de los veinte del siglo XXI empezará en 2021, no en 2020.

Claro que esto no tiene importancia. Es simplemente para que sepas que no tuvimos un año cero a causa de un «error matemático». Tampoco hay nada de malo en considerar que los nuevos años 20 empezaron hace 3 días.

5 comentarios en “¿Por qué la década de los 20 empezará hasta 2021?”

  1. Muy bueno la aclaración, mucha gente piensa que la década inicia este año y recién inicia el próximo. Lo mismo que el milenio,, que no terminó en 1.999 sino el 31 de diciembre del 2.000

    Responder

Deja un comentario