Reflexión

Parábola de los cinco monos

Comienza con una jaula con cinco monos. En la jaula, cuelga un plátano de una cadena y coloca una escalera debajo del mismo. En poco tiempo, un mono irá a las escaleras e intentara subir por el plátano.

cinco monos

Tan pronto como toque la escalera, rocía a todos los monos con agua fría. Después de un rato, otro mono intentara hacer lo mismo hasta que suceda con todos los monos. Sigue esta rutina durante varios días.

Retira el agua fría, en algún momento un mono intentara subir por el plátano y será detenido por lo otros monos a pesar de no recibir el rocío del agua.

Ahora, retira un mono de la jaula y sustitúyelo por uno nuevo. El nuevo mono verá el plátano y querrá subir las escaleras. Para su horror, todos los otros monos lo atacaran. Después de otro intento y otro ataque sabrá que si intenta subir las escaleras será asaltado.

A continuación, retira otro de los cinco monos originales y reemplazalo por uno nuevo. El recién llegado ira hacia las escaleras y será atacado. El recién llegado anterior participará con entusiasmo en el ataque.

Sustituye un tercer mono original con otro nuevo. El nuevo llegará a las escaleras y será atacado. Dos de los cuatro monos que lo golpean no tienen ni idea de porque no se le permite subir las escaleras, o de porqué están participando en la golpiza del ultimo mono.

Después de reemplazar a los monos originales el cuarto y quinto, todos los monos que han sido rociados con agua fría han sido sustituidos. Sin embargo, ningún mono nunca más se podrá acercar a las escaleras.

¿Por qué no?

Porque esa es la forma en que siempre se ha hecho aquí“.

17 comentarios

Hacer comentario

Send this to a friend