Panteras Rosas: curiosos automóviles de la historia militar británica

Cariñosamente apodadas “Panteras Rosas”, esta flotilla de Land Rovers pintadas de rosa sirvieron en el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. Dado el marcado vinculo que tiene el color rosa con la feminidad, es inusual observarlo en un vehículo militar de combate. Por supuesto, siempre tendremos ricachones excéntricos apropiándose de estos artículos de muerte y convirtiéndolos en una oda a Hello Kitty. Pero, las Panteras Rosas realmente se desplegaron en combate.

Land Rovers Serie IIa(1)

Dependiendo del lugar donde suceda la guerra, los colores beige y caqui son los más socorridos cuando se trata de camuflaje en vehículos militares. Pero, en algún punto de la historia el color rosa resultó la mejor opción. Durante una campaña en África, en el marco de la Segunda Guerra Mundial, los militares inauguraron el uso del “rosa del desierto”. Posteriormente, los investigadores británicos concluyeron que este tono proporcionaba el camuflaje más efectivo en zonas desérticas.

Esto provocó que una flotilla de Land Rovers Serie IIa se destinara al Servicio Aéreo Especial (SAS) desde 1968 hasta 1984. Las apodaban “Panteras Rosas” o “Pinkies”.

SAS Pink Panther

Vehículos militares rosas en la guerra.

Una leyenda asegura que la inspiración para pintar estos vehículos militares de rosa surgió de una tragedia. En la Segunda Guerra Mundial, una aeronave que sobrevolaba el desierto al norte de África terminó derribada. Varios años después, cuando localizaron el siniestro, encontraron que el metal se desgastó hasta adquirir un tono rosado a causa de la continua exposición a los elementos. Las tropas del SAS notaron que los restos del avión se camuflaban a la perfección gracias a ese tono de rosa. A menos que estuvieras a unos metros, era imposible distinguirlo desde lejos.

Pantera Rosa

Las Panteras Rosas fueron socorridas en misiones de asistencia en los desiertos de Omán. Se ocultaban excepcionalmente entre el paisaje de abundante arena. A comienzos de la década de 1960, el SAS adquirió 72 Land Rovers Serie IIa con estas características, pero apenas unas veinte sobrevivieron al paso del tiempo.

En 2020, una tienda especialista en Land Rovers militares vendió una Pantera Rosa por US$ 85 mil. Este vehículo estuvo en servicio hasta 1968, venía con equipo completo, manual de usuario y un libro de piezas. Además, presentaba el color original que la volvió una especie de leyenda entre los coleccionistas militares del Reino Unido. Es una de las pocas Panteras Rosas que se han vendido al público. La gran mayoría se encuentra en colecciones privadas o exhibidas en museos.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario