Padres demandan a hijo que no les ha dado un nieto

Hablemos sobre la planificación familiar. Cuando entraba a la adolescencia recuerdo que el gobierno, a través de la Secretaría de Salud, me bombardeó con campañas publicitarias sobre el uso de anticonceptivos y la correcta planificación de una familia. De hecho, la Generación X también sufrió un asedio mediático de mano del Consejo Nacional de Población (CONAPO). La campaña “Vámonos haciendo menos” es una auténtica joya de una época en que preocupaba el acelerado crecimiento poblacional.

Padres demandan a hijo que no les ha dado un nieto (1)

Hasta donde entendí, la planeación familiar es algo que compete directamente a las personas que deciden tener una relación. Pues en India piensan un poco distinto. En los últimos días se popularizó el caso de unos padres que demandaron al hijo porque no les ha dado un nieto. Si la demanda procede y logran imputar cargos al joven, tendría que pagar una multa de hasta US$ 650 mil dólares, según información divulgada por Al Jazeera.

Cuentas claras, paternidades largas.

Lo más curioso del caso es el raciocinio que sustenta la demanda penal. Sanjeev Prasad y su esposa, Sadhana Prasad, argumentan que destinaron todos sus recursos financieros a la educación de su único hijo. Un joven que recibió la mejor educación, al punto de convertirse en piloto aviador tras estudiar en los Estados Unidos. Todo pagado por los padres.

En la demanda, los Prasad detallan que ese curso de aviación les costó US$ 65 mil. Además, en la cuenta incluyeron el costo total de la boda del joven y el regalo, un automóvil de lujo de más de US$ 80 mil. Lo que más sienten los padres, tanto en el bolsillo como en el corazón, es la “inversión” en el matrimonio.

En la demanda aparece el siguiente fragmento: “mi hijo se casó desde hace seis años, pero aún no planea un hijo. Si tuviéramos un nieto con quien pasar el tiempo, nuestros días de dolor serían más llevaderos”. El dolor que refieren los padres viene de las dificultades económicas que padecen a últimas fechas.

Principalmente porque solicitaron un préstamo para construir la casa donde viven, y se las han visto negras con los pagos. Desde su perspectiva, el nieto llevaría alegría a esa casa que les podrían quitar en cualquier instante. “Estamos mentalmente perturbados porque vivimos solos”, señala la demanda que, hasta el momento, no tiene fecha para un veredicto.

Padres vs hijos.

Es irónico que mientras algunos abuelos desean nietos que cuidar, otros no soportan el rol de tutores. Por ejemplo, en 2018 vimos un caso completamente opuesto al de esta publicación. Cuando un matrimonio estadounidense demandó a su hijo de 30 años, pues el “joven” no tenía planes de dejar de vivir con sus padres.

Michael Rotondo
Michael Rotondo.

Afortunadamente, en este caso de Nueva York la situación no llego a tribunales. Christina Rotondo y Mark Rotondo tuvieron que advertir en cinco ocasiones a su polluelo treintañero, hasta que finalmente abandonó el nido. “Tras discutirlo con tu madre, decidimos que abandonaras la casa inmediatamente. Tienes 14 días para irte. No tienes permiso para regresar y tomaremos todas las acciones pertinentes para hacer cumplir esta decisión”, decía el primer aviso.

El hijo se hizo de la vista gorda, y la pareja siguió enviando advertencias. Además, Michael Rotondo recibió 5 mil dólares regalados para ayudarlo a buscar un lugar dónde vivir. Pero el treintañero seguía sin hacer caso, por lo que sus padres judicializaron el caso como un problema doméstico. El juez Donald Greenwood, del condado de Nueva York, resolvió a favor de los padres y ordenó el desalojo de Michael.

Cuando las autoridades le ordenaron largarse de la casa de sus padres, Michael Rotondo calificó la decisión de “ridícula”. Se defendió argumentando que sus finanzas no eran lo suficientemente sólidas como llenar una vida independiente. Que requería más tiempo para alcanzar las condiciones necesarias que le permitieran independizarse.

Aquí tienen una compilación de spots de la campaña Vámonos haciendo menos.

Te puede interesar.

Deja un comentario