El oxígeno se vacía de la atmósfera terrestre y nadie sabe la razón

El oxígeno de la Tierra es lentamente drenado de la atmósfera del planeta y lo peor es que nadie sabe la razón. Un grupo de científicos de la Universidad de Princeton, en los Estados Unidos, analizó los niveles de oxígeno presentes en burbujas de aire atrapadas bajo gruesas capas de hielo de Groenlandia y la Antártida.

planeta-tierra-visto-desde-el-espacio

Concluyeron que los niveles de oxígeno descendieron un 0.7% en los últimos 800 mil años, y saber las causas del fenómeno podría resultar crucial para determinar el futuro de nuestro hogar. El estudio se publicó en la revista Science.

 

Una tendencia clara.

Sin embargo, obtener la respuesta no será una tarea sencilla. El oxígeno del planeta constantemente es reciclado por los seres humanos, animales, plantas y hasta por silicatos. Por ahora, los núcleos de hielo son la forma más confiable de hacer lecturas fijas de la cantidad de oxígeno presente en la Tierra.

“Llevamos a cabo este análisis más por curiosidad que por algún tipo de expectativa”, dijo el investigador Daniel Stolper al sitio Gizmodo. “No sabíamos si el oxígeno aumentaría, disminuiría o se mantendría constante. Pero sucede que presenta una tendencia muy clara”.

Dicho descenso en el oxígeno, en lo que respecta a los ecosistemas de la Tierra, es trivial. Sin embargo, entenderlo puede ayudarnos a revelar los secretos que hacen a un planeta habitable.

Un aumento en los índices de erosión es una de las hipótesis que se manejan tras este descenso de oxígeno. Entre más erosión exista, mayor es la exposición de sedimentos frescos a oxidar, lo que reduce los niveles de oxígeno en la atmósfera.

Otra causa probable es el cambio climático de largo plazo: a través de los últimos millones de años se ha observado un ligero descenso general en las temperaturas globales, aunque en los últimos 50 años la Tierra se haya calentado rápidamente.

tempanoms_gis_august2016

Pero, antes de que empezáramos a quemar grandes cantidades de combustibles fósiles tras la revolución industrial, el mar se enfriaba muy lentamente, lo que pudo haber desencadenado una reacción ecológica en cadena que comenzó a consumir oxígeno de la atmósfera.

Pero todo esto no son más que hipótesis, aún hace falta mucha investigación y pruebas.

 

El valor del oxígeno.

Durante sus primeros miles de millones de años de existencia, la atmósfera en la Tierra tenía una cantidad nula de oxígeno. Los científicos creen que una especie de algas minúsculas conocidas como cianobacterias evolucionó provocando un aumento rápido en los niveles de oxígeno y, como consecuencia, también en el número de animales que podían procesarlo.

Actualmente, alrededor del 21% del aire que respiramos se compone de oxígeno, junto con nitrógeno, dióxido de carbono y otros gases inertes como el argón. Aunque sus efectos en el ambiente no son tan graves como los del dióxido de carbono, el oxígeno tiene un impacto sobre la cantidad de luz solar que alcanza la superficie terrestre, y existe evidencia de que la alteración en los niveles de este gas afectó el clima de la Tierra en el pasado.

Aunque los índices de descenso del oxígeno todavía no representen una preocupación, Stolper hizo una advertencia importante a la humanidad: “estamos consumiendo oxígeno a una tasa mil veces mayor que en el pasado. Los seres humanos creamos un cortocircuito en el ciclo a través de la quema de toneladas de carbono. Es otra señal de nuestra capacidad colectiva de hacer mucho más veloces los fenómenos naturales de la Tierra”, declaró.

5 Reacciones

Hacer comentario