El caprichoso origen del Día del Padre

Quizá no lo sepas, pero el Día del Padre empezó a “celebrarse” el mismo año que el Día de las Madres. En 1908 tuvo lugar el primer evento para padres, aunque el motivo era sumamente triste. Y nada tenía que ver con las tazas para café o las corbatas tan características de la celebración actual.

dia del padre(1)

El origen del Día del Padre.

Aquel año en una iglesia de Virginia, en los Estados Unidos, se honró la memoria de 362 hombres que murieron seis meses antes tras una explosión en una mina local. En 1910, Washington se convierte en el primer estado en reconocer oficialmente un día para los padres.

Sonora Smart Dodd, hija de William Jackson, un padre soltero que sacó adelante a seis hijos, promovió la iniciativa. Solicitó a los pastores de la ciudad de Spokane un sermón especial para honrar a los padres. Dodd quería que este sermón se ofreciera la primera semana de junio. Sin embargo, los pastores requerían más tiempo para escribirlo y terminaron alargando el evento hasta el tercer domingo de junio.

Sonora Smart Dodd
Sonora Smart Dodd.

Thomas Woodrow Wilson, presidente de los Estados Unidos, envió en 1916 un telegrama a Spokane donde respaldaba la celebración del Día del Padre. En 1924, el presidente Calvin Coolidge también se manifiesta a favor de que los estadounidenses cuenten con un Día del Padre oficial.

Pese a toda esta promoción y respaldo presidencial, los padres de ese país no recibirían su día festivo sino hasta 1972. Tuvieron que pasar 58 años para que a los padres se le celebrara a nivel federal como venían haciendo con las madres. Irónicamente, algunos historiadores consideran que la actitud de los propios padres tuvo que ver con ese reconocimiento tardío.

Celebrando a los padres.

Además de reaccionar violentamente contra el Día de las Madres, los hombres se mostraban renuentes a adoptar el sentimentalismo de un día dedicado a los padres. Y mejor ni hablamos de tener que desembolsar dinero para comprar regalos para ellos mismos. Recordemos que, en aquella primera parte del siglo XX, la mayoría de las madres se dedicaban a las labores domésticas.

Lyndon Johnson

En 1957, la senadora republicana Margaret Chase Smith hizo una intervención. Advirtió que reconocer los esfuerzos de uno de los padres, ignorando al otro, sugería equivocadamente que el padre no era tan importante en la familia. El presiente Lyndon B. Johnson también se manifestó en el mismo sentido: “elegir a uno sólo de nuestros padres y omitir al otro es el insulto más terrible que puedan imaginar”.

Johnson tardaría otros 9 años en proclamar el tercer domingo de junio como el Día del Padre. Sin embargo, tuvo que pasar otro sexenio para que el presidente Richard Nixon lo oficializara en 1972. Y la relativa juventud de esta celebración todavía se refleja en los números.

Los estadounidenses desembolsan alrededor de US$ 28 mil millones durante la celebración del Día de las Madres. Sin embargo, esta cifra se reduce hasta los US$ 20 mil millones cuando se habla del Día del Padre. Afortunadamente, parece que se intenta recuperar el tiempo perdido.

pastel del día del padre

El Día del Padre en México.

En México, la celebración es una herencia de nuestros vecinos del norte y no una iniciativa propia. La costumbre empezó a arraigarse en el país a mediados de la década de 1950, aunque paulatinamente las grandes cadenas comerciales convirtieron la celebración en una fiesta de consumo. Afortunadamente, algunos toman cada tercer domingo de junio como una oportunidad para la reunión familiar y el reconocimiento a la labor del padre.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

6 comentarios en «El caprichoso origen del Día del Padre»

  1. Un evento más que debe ser invisibilizado para darnos más visibilidad al jotarcado y al matriarcado.
    Feliz día del padre para aquelles que son padre y madre a la vez.

    Responder

Deja un comentario