Orbes de Skara Brae, un misterio arqueológico

El enigma sobre los orbes de Skara Brae empieza en el archipiélago de las Orcadas, ubicado al norte de la costa escocesa. Una región del Atlántico donde la naturaleza exhibe todo su poder con tormentas devastadoras. Como la de aquel invierno de 1850, que devastó las inmediaciones de la Bahía de Skaill. Las inundaciones resultaron tan severas que más de 200 personas perdieron la vida. Pero, aquel rastro de destrucción y muerte provocado por las lluvias torrenciales reveló un antiquísimo misterio.

antiguas residencias de piedra

 

Mientras recorrían la cima del monte Skara Brae para contabilizar los daños, los habitantes localizaron unas ruinas desconocidas. Esta pequeña villa, probablemente construida en el Neolítico, revelaría una serie de enigmas que carecen de explicación razonable hasta la fecha. Movidos por la curiosidad, los locales tomaron picos y palas para excavar en la aldea sepultada. Pese a las buenas intenciones, la excavación amateur resultó más perjudicial que benéfica.

Sitio arqueológico de Skara Brae.

Decenas de objetos y artefactos se descartaron indiscriminadamente, muchos considerados basura. En el transcurso de dos décadas, cuatro casas antiguas quedaron expuestas tras las excavaciones y el sitio quedó abandonado una vez más. Pasó más de medio siglo y otra súper tormenta antes que la Universidad de Edimburgo mostrara interés.

antiguas residencia de pieda

En 1917, comisionaron al renombrado arqueólogo Vere Gordon Childe para evaluar las ruinas de Skara Brae. Poco después de empezar el análisis del sitio, se encontró evidencia de que lo habitaron entre el 3,500 y 2,500 a.C. Estas ruinas eran incluso más antiguas que Stonehenge y las pirámides de Egipto.

Pueblo desarrollado.

Además, la videncia sugería la existencia de un centro urbano especializado. En un conjunto de diez casas muy juntas, localizaron montículos artificiales y represas diseñadas específicamente para proporcionar protección, calor y agua a los habitantes. Los inmuebles, edificados con losas de piedra, contaban con chimeneas, camas y muebles primitivos, incluidas sillas, cajas y armarios.

Sin embargo, el aspecto más impresionante en las ruinas de Skara Brae era la presencia de un sistema de alcantarillado. Cada casa vertía sus desechos en el sistema y los sacaba hasta el mar mediante desagües. Aunque rudimentario, el drenaje funcionaba a la perfección y se preservó completo.

El patrón con el que construyeron la aldea de Skara Brae, como llamaron a las ruinas, es algo inédito para un asentamiento del Neolítico. La humanidad no adoptó ese estilo de construcción y distribución de la vivienda sino hasta miles de años después. Cuando surgieron y se consolidaron grandes avances en las técnicas y métodos de construcción.

El abandono de la aldea.

Otro gran enigma eran los motivos que llevaron a este pueblo avanzado a abandonar un lugar seguro y tan bien construido. Los últimos que ocuparon el asentamiento dejaron rastros sobre su estancia en el lugar. Y ningún otro pueblo hábito allí en el transcurso de milenios. Aún más interesante es el hecho de que abandonaron el lugar a toda prisa, pues dejaron atrás objetos valiosos.

ruinas Skara Brae

De hecho, ciertos indicios sugieren que dejaron alimentos en alacenas primitivas. Este comportamiento es impensable en un pueblo que dependía de lo que lograba conservar para sobrevivir. Entre las teorías que buscan explicar los motivos que llevaron a este pueblo a abandonar la seguridad de Skara Brae se incluyen las grandes catástrofes o una enfermedad. Pero la verdad es que nadie lo sabe con certeza.

Especialización.

Independientemente de las razones que provocaron el éxodo repentino, los antiguos ocupantes abandonaron demasiado. Se estima que las ruinas de Skara Brae alguna vez albergaron una comunidad de 50 personas. Entre los objetos localizados hay fragmentos de piedra, cuernos y huesos que probablemente empleaban como herramientas.

También abundan los artefactos construidos de animales como aves y peces. Además del marfil extraído de los mamuts y los dientes de morsas y ballenas. Todos estos materiales se destinaron a la fabricación de cuchillos, agujas, adornos, pulseras, platos y cuencos que empleaban en el día a día.

herramientas del neolitico

También se encontraron múltiples fragmentos de cerámica, cuentas y fragmentos de cuerda trenzada. Todos estos objetos increíblemente valiosos, simplemente fueron descartados. Las personas no mostraron interés por guardarlos, coleccionarlos, ocultarlos o llevarlos consigo.

Los orbes de Skara Brae.

Pero, el hallazgo más extraño estaba por llegar. Cuando empezaron las excavaciones al centro del asentamiento, surgieron inexplicables piedras redondas, pulidas a detalle. Los objetos esféricos del tamaño de una bola de béisbol, presentan complejos patrones en espiral e intrincados detalles.

orbe de piedra

Se desconocen las técnicas que emplearon para moldearlas y elaborar los detalles con tanta precisión. Recordemos que sólo disponían de rudimentarias herramientas de piedra. Igual de enigmático es el propósito de los orbes de Skara Brae. De múltiples formas, los investigadores intentaron reproducir algo similar con los materiales disponibles en la época.

No se acercaron en lo más mínimo a la perfección alcanzada por los habitantes de Skara Brae. Incluso con toda la tecnología de nuestros tiempos, es difícil lograr el mismo nivel de detalle sobre la roca. Y las teorías sobre los misteriosos orbes abundan en todos lados.

Finalidad de los orbes de Skara Brae.

Algunos sugieren que se emplearon en actividades cotidianas. Quizá para medir el peso en transacciones comerciales o como peso para las redes de pesca. Otros sugieren que eran elementos centrales en rituales para predecir el clima o adivinar el futuro. Incluso podría tratarse de símbolos de estatus exclusivos de jefes tribales o chamanes. Como lo sugiere Hugo Anderson-Whymar, curador del Museo Nacional de Escocia.

“Considero que se trata de símbolos de poder, empleados en rituales de índole religioso. Artilugios que pudieron usarse incluso como armas, para infligir daño sobre aquellos que protestaban por las decisiones de los líderes. Esta clase de objetos casi siempre tienen un vínculo con el estatus y poder. Cualquiera que fuera dueño de una piedra de estas características tenía voz y voto, además del respeto y temor de los demás”.

Sólidos platónicos.

Otros argumentan que los orbes de Skara Brae son representaciones de los “sólidos platónicos”. Propuestos inicialmente por el filósofo griego Platón, estos poliedros guardan relación con los elementos clásicos de la naturaleza: agua, tierra, aire y fuego. Es una hipótesis atrevida, pues implica que los pueblos del Neolítico tenían nociones de geometría y matemáticas.

artefacto extraño

En un intento por comprender mejor su propósito, los científicos elaboraron modelos en tercera dimensión de los orbes de Skara Brae. No encontraron respuestas concretas, pero descubrieron que las piezas se trabajaron una y otra vez a lo largo de varias generaciones. Aparentemente, utilizaban una pieza para determinado propósito en una generación. Pero cuando pasaba a la siguiente, los individuos las moldeaban hasta otorgarles una función distinta.

Remodelación entre generaciones.

A medida que pasaban de una generación a otra a lo largo de los siglos los orbes se remodelaban. Tampoco podemos descartar el significado religioso. Los pueblos de esa época mantenían una relación muy estrecha con la naturaleza. Entonces, es probable que fabricaran los orbes para representar las fuerzas que conocían.

Podría tratarse de representaciones del Sol, la Luna, el agua, aire, etc. Y durante los rituales religiosos las empleaban como medios de invocación para el poder que representaban. Para terminar una sequía, podían hacer un ritual con la piedra del agua. Y cuando se trataba de bendecir los cultivos, celebrarían a la piedra de la tierra.

pobladores del neolitico en Skara Brae

Representación de dioses antiguos.

De hecho, también es probable que los orbes de Skara Brae simbolizaran antiguos dioses de estos pueblos. En diversas culturas y civilizaciones a lo largo de la historia, los círculos y orbes aparecen como elementos simbólicos de deidades y entidades superiores.

Orbes de Skara Brae y las tormentas.

En las Orcadas se extendió la creencia de que los orbes guardaban relación con las tormentas que devastaron la región. Algunos consideraron que estas piedras eran “imanes de tormentas”, y al retirarlas del lugar las tempestades aminoraron. Incluso se popularizó la creencia de que la gran tormenta que resultó en el descubrimiento de las ruinas neolíticas fue provocada por los mismos orbes. La evidencia científica no sugiere relación alguna entre las tormentas y estas rocas, pero la superstición sigue vigente la zona.

En los sitios arqueológicos ubicados entre las islas británicas e irlandesas, se han localizado más de 500 artefactos de piedra con formato esférico. Sin embargo, hasta la fecha se desconoce la utilidad que tenían para los pueblos antiguos. Y cómo las crearon sigue siendo un misterio. Artefactos como los orbes de Skara Brae dejan perplejos a los expertos, sin que nadie pueda ofrecer una respuesta definitiva.

Artículos relacionados:

3 comentarios en “Orbes de Skara Brae, un misterio arqueológico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *