Odio tanto mi trabajo

oficina

Mi trabajo es jodidamente increíble. Voy a tratar de resumirlo, empezando por las personas con las que trabajo.

El primer lugar, hay una chica aspirante a super modelo. Quizás suene muy bien, y la verdad es que es bastante sensual, pero vaya que es completamente inútil. La mujercita esta constantemente arreglándose el pelo y maquillándose todo el tiempo. Es bastante egocéntrica y nunca toma en cuenta las necesidades de los demás. Es tan tonta como una caja de piedras, me sorprende que tenga el suficiente cerebro como para seguir respirando.

La siguiente chica es todo lo contrario. Incluso podría ser una de las personas más inteligentes del planeta. Sus oportunidades profesionales son infinitas, y sin embargo está con nosotros. En una escala del 0 a 10 de sensualidad es un absoluto cero. Ni siquiera estoy seguro de si se baña, y dudo mucho que siquiera afeite sus partes “intimas”. Creo que hasta podría ser lesbiana porqué cada vez que pasamos por una tienta de equipos electrónicos gime como gata en celo.

Pero la joya del equipo tenia que ser un tipo, es mucho más que un marihuano promedio. De echo estoy seguro de que se llena de porquería antes del trabajo, durante el trabajo y después del trabajo. Es probable que no haya estado sobrio en sus últimos diez años de vida, y eso que solo tiene 22 años. Se viste como un beatnik de los 60s y por si fuera poco siempre trae a su perro al trabajo. Todos los malditos días tengo que soportar a este enorme Gran Danes bajo el efecto de los humos residuales que emite su dueño. Demonios, a veces creo escucharlo que habla cuando está ladrando. Además, ambos están constantemente hambrientos, lo que significa múltiples paradas en McDonals y Burguer King, cada jodido día.

De todos modos, yo conduzco a todos estos idiotas en mi camioneta y los llevo a resolver misterios y esas cosas.

13 Reacciones

Hacer comentario