No te sientas culpable por hacer las cosas correctas

Nunca te sientas culpable por haber confiado. Por haber amado. Por haber ayudado. Nunca te culpes por creer en el amor eterno, en la bondad humana o en la amistad verdadera. Nunca te sientas culpable por pagar las cuentas a tiempo, honrar tus compromisos y dedicarte a tu trabajo. Nunca te culpes por decir verdades constructivas y pequeñas mentiras con ningún otro fin que el de no hacerle daño a las personas. Nunca te culpes por algo que no funcionó a pesar de todo el empeño que le pusiste. Nunca te sientas culpable de hacer las cosas como se debe.

hombre habitacion oscura culpabilidad

¿Amaste y no fuiste amado? Paciencia. ¿Creíste tener un amigo verdadero y no fue así? Mala suerte para el falso amigo que perdió tu cariño y atención. ¿Ayudaste a alguien y lo único que te devolvieron fue ingratitud? Con toda seguridad te puedo decir que el problema no está en ti.

Por alguna razón que no sé explicar, algunas personas quedan resentidas cuando son amparadas y transforman ese gesto de bondad en un arma contra quien las ayudó. Una especie de sentimiento de inferioridad. Una ira inexplicable por haber dependido de la bondad ajena. La tristeza de encontrarse con sus propias limitaciones. Limitaciones comunes a los humanos. Nadie es autosuficiente.

Si el otro mintió, no debes ser tú quien se sienta lastimado. Si el otro fue desleal, no debes ser tú quien se sienta traicionado. Si el otro fue ingrato, no debes ser tú quien se sienta un tonto. Tonto es aquel que no logra ver la belleza de la solidaridad. Tonto es quien cree una pérdida de tiempo ayudar a las personas. Tonto es quien se cree superior al resto, autosuficiente. Tonto es quien ignora el sufrimiento ajeno. Tonto es quien nunca se permitió creer en nada y dejó su vida pasar sin sabor, sin color y sin olor.

Puede parecer una estupidez o poesía barata, pero tonto es dejar de vivir, de amar, de creer, de entregarse a los sentimientos, sensaciones y desafíos de la vida. Tonto es dejar de amar por miedo a ser despreciado. Tonto es dejar de hacer una prueba por miedo a reprobarla. Tonto es dejar de hacer una invitación por temor a escuchar un no. Tonto es decir que nada cambia en el mundo por la pereza de no poner manos a la obra.

Sí, estamos en el mundo para sufrir por amor, para ser engañados por nosotros mismos y por otros, ignorados, pero también amados, queridos y respetados. Estamos en el mundo para reírnos de nosotros mismos, de nuestra ingenuidad, de las cosas absurdas que hacemos y decimos cuando estamos tristes, confundidos y solos.

Estamos en el mundo para ganar y perder. Ganar aprendizajes perdiendo aquello que más creemos querer. Estamos en el mundo a la voluntad de las tempestades de la naturaleza y tenemos que aprender a nadar por la fuerza cuando se nos arroja en el mar de las incertidumbres. Vivir es no saber. Es no entender. Es perdonar, perdonarse y seguir de frente. Nunca te sientas culpable por hacer las cosas correctas.

21 Reacciones

Hacer comentario