Murciélago en Brasil empezó a alimentarse de sangre humana

Un grupo de investigadores brasileños de la Universidad Federal de Pernambuco encontró, por primera vez, que una especie de murciélago endémica ha empezado a alimentarse con sangre humana en la región. Previo a esta información, se suponía que el animal solamente consumía sangre de aves.

El estudio se llevó a cabo en el Parque Nacional del Catimbau, situado a unos 300 kilómetros de la ciudad de Recife. El personal de investigación recolectó y analizó 70 muestras de heces provenientes de la especie Diphylla ecaudata (murciélago vampiro de patas peludas) siendo que lograron extraer ADN de 15 muestras, en tres de las cuales descubrieron rastros de sangre humana mezclada con la de aves. Un artículo sobre la investigación fue publicado en la revista Acta Chiropterologica, especializada en murciélagos.

“Quedamos bastante sorprendidos. Es una especie que no tenía una adaptación fisiológica para alimentarse con la sangre de mamíferos”, explicó el investigador Enrico Bernard a New Scientist. Según el profesor, la sangre de las aves que típicamente consume esta especie de murciélago es rica en grasa, mientras que la de los mamíferos es más espesa y rica en proteína.

 

Cambios en la dieta.

Según la hipótesis de los científicos, este cambio en la alimentación del animal estaría relacionado con la escasez de alimentos en la región, que se ha visto promovida por la presencia de seres humanos y sus animales domesticados. “Esto explicaría la mezcla de sangre de gallina con la de humanos en nuestras muestras”, apunta el estudio.

Cráneo de un murciélago vampiro de patas peludas, imagen de “The land and sea mammals of Middle America and the West Indies” (1904).

Este descubrimiento trae a flote diversas preocupaciones: principalmente ataques y transmisión de enfermedades. No sería algo inédito. En el año 2005, una sobrepoblación de estos murciélagos vampiro afectó el litoral norte del Estado de Marañón y desató un brote de rabia que terminó con 20 personas muertas. Los síntomas incluían fiebre y dificultad para alimentarse.

Para que se mantengan al tanto, el hábitat de esta especie se encuentra en el sur de Texas y al este de México, Venezuela, Perú y Brasil oriental.

Biología
  • x4 Ene 17, 2017

    aburrridooooooooooooooooo

Comentar el artículo.