Mujeres de la antigüedad también cazaban

¿Y si te dijera que de los cazadores que deambularon por la tierra hace 10 mil años, la mitad eran mujeres? Los hombres cazadores y las mujeres recolectoras. Es un concepto ampliamente arraigado en el panorama histórico que poseemos de nuestros ancestros. Sin embargo, un nuevo estudio busca derribar el estereotipo de que los hombres salían a cazar mientras las mujeres se quedaban en casa a cuidar a los hijos y preparar alimentos.

primeros cazadores(1)

Esta nueva información ofrece posibilidades interesantes sobre el estilo de vida de esas mujeres en la antigüedad. A través de un artículo publicado la semana pasada en la revista Science Advances, un grupo de arqueólogos argumenta que estas ideas de género en las sociedades antiguas no hacen más que perjudicar el avance de la ciencia.

“[Diversos] estudios venían señalando que la división del trabajo era menos pronunciada, completamente ausente o estructuralmente diferente entre las primeras comunidades de cazadores-recolectores. Y, pese a estas consideraciones teóricas, los expertos se mostraron reacios a atribuir las funciones de caza a herramientas localizadas en tumbas de mujeres”.

¿Mujeres cazadoras en la antigüedad?

Y es verdad, el consenso actual niega la existencia de mujeres cazadoras en la antigüedad. Aparentemente, para sostener la versión de que sus funciones se limitaban a quedarse en casa para cuidar de los hijos. Y los arqueólogos atribuyen esa resistencia al “prejuicio contemporáneo de género”, al menos en parte.

La evidencia que este equipo localizó en Perú en el año 2013, es muy obvia como para seguir ignorándola. Randall Haas, el principal autor del estudio y profesor de antropología en la Universidad de California en Davis, advirtió en un comunicado que estos hallazgos cambiarán por completo la idea que teníamos de las antiguas sociedades.

“Nuestros hallazgos me llevaron a repensar la estructura de organización más básica de los antiguos grupos cazadores-recolectores, y grupos humanos en general”, menciona Haas. “Tal vez por culpa de suposiciones sexistas sobre la división del trabajo en las sociedades de Occidente, los hallazgos arqueológicos de mujeres con herramientas de caza no encajaban en la visión predominante del mundo. Se requirió evidencia contundente para llegar a reconocer que el patrón arqueológico señalaba un comportamiento de caza auténtico en las mujeres”.

La cacería y la cuestión de género.

Probablemente, al comienzo la cacería de grandes presas era un asunto neutro en cuestión de géneros. Lo que sabemos de la prehistoria, antes de que los humanos describieran con lujo de detalles su estilo de vida, proviene de estudios científicos a pueblos del Pleistoceno Superior y Holoceno Inferior. Un periodo que abarca entre 9 y 12 mil años del que tenemos muy poca evidencia.

La forma de descubrir cómo eran esos pueblos antiguos y las herramientas que manejaban, es estudiando hallazgos arqueológicos. “Los artículos que acompañan a las personas en la muerte tienden a ser los mismos que los acompañaron en vida”, mencionan en el estudio.

El hallazgo en Perú.

En las excavaciones de Perú, los arqueólogos localizaron los restos de una mujer entre los 17 y 19 años de edad. La osamenta estaba acompañada por una variedad de artículos tradicionalmente reconocidos como repertorio de un cazador de grandes animales. Además de artículos punzocortantes, localizaron un hacha.

articulos caceria mujer peru

La tumba de esta joven albergaba 24 artefactos vinculados a la caza y procesamiento de grandes presas. Para asegurarse que no se trataba de un caso único, el equipo revisó más de un centenar de sitios arqueológicos en toda América que datan de la misma época. Y, a partir de las herramientas localizadas en esas tumbas, encontraron los restos mortales de 16 hombres y 11 mujeres dedicados a la cacería.

“Los modelos más probables oscilan entre 30% y 50% de participación femenina, lo que sugiere que la caza inicial era una práctica neutra en lo que respecta al género”, señalan los autores.

El rol original de los cazadores.

Aunque el estudio sugiere una nueva teoría sobre la igualdad de género entre los cazadores que habitaron el Pleistoceno Superior y Holoceno Inferior, los autores aclaran que hace falta más trabajo para constatar dicha versión. Tal vez, antes de que los hombres asumieran el liderazgo en la práctica, la cacería también era asunto de mujeres.

Los científicos creen que la precaria tecnología desarrollada en el Pleistoceno Superior y Holoceno Inferior requería una convocatoria mayor. Donde todos los individuos capaces (hombres y mujeres) participaban para garantizar una buena cacería. A medida que las sociedades avanzaron, prescindieron paulatinamente de las mujeres para estos menesteres.

El equipo de investigación espera concluir análisis más comparativos para descifrar si estas antiguas cazadoras pudieron ser la excepción a la regla. O si los arqueólogos están dejando pasar un detalle importante en pro del pensamiento moderno.

2 comentarios en «Mujeres de la antigüedad también cazaban»

Deja un comentario