La trágica muerte de Ritchie Valens: el día que la música murió

El día que Ritchie Valens, Buddy Holly y J.P. Richardson (The Big Bopper) perdieron la vida, la época dorada del Rock n’ Roll llegaba a su fin. Sucedió el 3 de febrero de 1959, los tres iban a bordo de un Beechcraft Bonanza B35, un monoplano utilitario alquilado, conducido por un piloto con muy poca experiencia que perdió el control y se estrelló contra el suelo a 270 km/h. Tras el impacto, la aeronave se arrastró otros 170 metros hasta toparse con la cerca de una propiedad en las inmediaciones de Clear Lake, Iowa, Estados Unidos. Todos los pasajeros murieron al instante.

itchie Valens, Buddy Holly y J.P. Richardson
Ritchie Valens, Buddy Holly y J.P. Richardson.

El fin de la época de oro del Rock n’ Roll.

Habría sido otro gran desastre en la historia de la aviación; sin embargo, la tragedia terminó afectando también al mundo de la música pues, además del piloto, entre los muertos figuraban tres estrellas del rock estadounidense: Buddy Holly, Ritchie Valens y J.P. Richardson, más conocido por el mote de The Big Bopper. En la canción “American Pie” (1971), Don McLean refiere esta fecha como el “día que la música murió”. Por supuesto, en el futuro la misma definición sería socorrida para dimensionar la muerte de grandes figuras en la escena del Rock n’ Roll, como Kurt Cobain.

Buddy Holly The Crickets 10 Marzo 1958
Buddy Holly y The Crickets el 10 Marzo de 1958.

Con tan sólo 22 años de edad, Buddy Holly se proyectaba como una de las figuras más grandes del rock: era un artista en toda la extensión de la palabra pues, además de componer, grababa y producía sus propios álbumes. Por otro lado, el joven de 17 años llamado Ritchie Valens se abría camino en el rock como el primer astro chicano, reventando la escena con su espectacular versión de La Bamba. A los 28 años, The Big Bopper solía escribir los éxitos de otros artistas y se había ganado el cariño del público estadounidense con la canción Chantilly Lace.

La gira “The Winter Dance Party”.

El viaje formaba parte de la gira The Winter Dance Party, un proyecto que pretendía hacer presentaciones en 24 ciudades diferentes en apenas tres semanas, del 23 de enero al 15 de febrero de 1959. La logística de la gira se convirtió en un verdadero problema pues, además del tiempo invertido en cada viaje, entre una ciudad y otra había que recorrer grandes distancias. Por si fuera poco, el autobús empleado para transportar al equipo no fue debidamente equipado para hacer frente al inclemente invierno, dejando a los músicos sin calefacción varios días después de iniciada la gira.

Ritchie Valens
Ritchie Valens a los 17 años.

Además, los organizadores incluyeron una nueva fecha para el 2 de febrero, precisamente en Clear Lake. Buddy Holly llegó realmente frustrado de los viajes en autobús, por lo que mencionó a sus colegas que intentaría alquilar una aeronave para llegar más rápido a Moorhead, Minnesota, la ciudad donde sería la próxima presentación de la gira.

El último viaje.

Al final, Holly encontró a un piloto de 21 años llamado Roger Peterson con un Beechcraft Bonanza de 1947 que alquilaban a máximo tres pasajeros. Cobraban 36 dólares por pasajero hasta Fargo, localidad próxima a Moorhead. La discusión no se hizo esperar a la hora de elegir a las otras dos personas que acompañarían a Holly. El intérprete de la banda Dion and the Belmonts, Dion DiMucci, encontró que el precio por el viaje era demasiado alto, así que rechazó la oferta.

Beechcraft Bonanza
Beechcraft Bonanza

Finalmente, se decidió que Waylon Jennings y Tommy Allsup, dos músicos que habían acompañado a Holly en su carrera como solista, serían los otros dos pasajeros del vuelo a Fargo. Sin embargo, Ritchie Valens, que nunca se había subido a un avión, solicitó a Allsup que le cediera el lugar. La decisión se dejó a la suerte en un solo volado que terminó ganando Valens.

Por otro lado, J.P. Richardson pasaba por un cuadro gripal, así que Jennings supuso que lo más correcto era cederle el lugar a un enfermo. Cuando Holly se enteró de esto, a manera de broma le dijo: “bueno, espero que ese viejo autobús se congele”, a lo que Jennings respondió: “y yo que ese viejo avión se caiga”.

El accidente aéreo en Clear Lake.

Alrededor de las 00:55 horas, el monoplano despegó del pavimento rumbo a Fargo. Sin embargo, pocos minutos después el piloto y propietario de la aeronave Hubert Dwyer observó las luces en la cola del avión descender de forma abrupta hasta desaparecer en el horizonte. Esperaba que Peterson comunicara el plan de vuelo a la torre de control después del despegue conforme habían acordado, incluso intentó comunicarse con la aeronave, pero jamás recibió respuesta.

destrozos del avión

Alrededor de las 3:30 de la madrugada, Dwyer estableció contacto con el aeropuerto de Fargo y le dijeron no tener ningún tipo de registro sobre el avión, por lo que inmediatamente se puso en contacto con la policía y el avión pasó oficialmente a considerarse desaparecido. A las 9:15 a.m., el propietario tomó otro avión dispuesto a recorrer la ruta original del Beechcraft Bonanza que había planeado su piloto. En cuestión de minutos logró divisar la catástrofe.

accidente aereo en clear lake 1959

Valens y Holly cayeron cerca de la aeronave, mientras The Big Bopper terminó enganchado en la cerca. El piloto murió atrapado en la cabina. El forense determinó que los cuatro tripulantes murieron de forma instantánea a causa del fuerte impacto.

El día que la música murió.

Las investigaciones concluyeron que la poca pericia del piloto y el mal tiempo fueron los responsables del accidente. El entrenamiento de Peterson nunca incluyó esta clase de avión y no tenía suficiente experiencia como para pilotar en condiciones climáticas tan adversas. Pese a esto, el piloto jamás recibió algún tipo de advertencia sobre el clima, lo que probablemente lo habría hecho desistir de la encomienda.

monumento en el sitio del accidente en cleark lake
Monumento en el sitio del accidente.

La época dorada del rock estuvo marcada por esta lamentable tragedia. Por aquellos días, Little Richard se convertía en pastor evangélico y Elvis Presley era convocado al servicio militar. Con la muerte de estas tres personalidades, la esperanza de un renacimiento del Rock n’ Roll se desvanecía en el horizonte. Este accidente marcó profundamente a la generación de 1960 en los Estados Unidos.

tumba de Ritchie Valens
Tumba de Ritchie Valens.

Dato curioso: La banda The Crickets, formada por Buddy Holly antes de su carrera como solista, sirvió de inspiración para el nombre de The Beatles.

2 comentarios en “La trágica muerte de Ritchie Valens: el día que la música murió”

  1. Murio en circunstancias similares a Stevie Ray Vaughan , ambos eran unos genios que de no haber fallecido tan jovenes pudieron haber marcado una revolución en sus respectivos géneros musicales

    Responder

Deja un comentario