Minería de la Luna marcará rumbo de la exploración espacial

En esta nueva etapa de la exploración espacial, la minería de la Luna definirán el rumbo y la investigación científica pasará a segundo terminó. Hace algunos años, la Agencia Espacial Europea (ESA) cerró un contrato con la empresa ArianeGroup para analizar la posible extracción de regolito lunar. De concretarse, la misión despegaría hacia nuestro satélite natural antes del 2025.

Minería de la Luna (1)

Tal vez tiene un nombre chistoso, pero el regolito se perfila como un material importante en la exploración espacial. Abunda en la superficie de la Luna, y a partir de él se puede obtener agua y oxígeno. No solo posibilitaría las colonias humanas en la superficie lunar. También permitiría la producción de combustible para lanzar misiones de exploración a lugares distantes.

La iniciativa entre la ESA y ArianeGroup es apenas uno de varios proyectos que visan la minería de la Luna. Gracias a sus valiosísimos recursos, nuestro satélite impulsará una nueva etapa de la carrera espacial. En la década de 1960, el programa Apolo representó una inversión astronómica para Estados Unidos. El proyecto que llevó al hombre a la Luna por primera vez costó, ajustado a la inflación actual, US$280 000 millones.

Y en el transcurso de los últimos 50 años el panorama cambió por completo. Empresas privadas como SpaceX y Virgin Galactic tienen demasiado interés en aventurarse al espacio. Además, el turismo espacial se promociona como la próxima gran sensación. Si las cosas siguen según el plan, los viajes espaciales dejarán de ser exclusivos para astronautas y multimillonarios. Haciendo posible que cualquier persona puede “salir de nuestro planeta” con unas decenas de miles de dólares.

Al mismo tiempo, misiones lunares recientes han confirmado la presencia de recursos valiosos. Materiales fundamentales para establecer colonias permanentes en la superficie de nuestro satélite natural e inaugurar una nueva industria de minería espacial.

¿Cuáles son los recursos de interés en la Luna?

La región con mayor actividad, al menos al principio, será el polo sur de la Luna. Toda vez que en esta zona se confirmó la existencia de agua, esencial para levantar una base permanente. Además, la NASA ya confirmó que en 2026 la misión Artemis III visitará esta región. Entre los planes de la agencia espacial estadounidense figura la construcción de la estación espacial Gateway. Desde ahí estarán partiendo las futuras misiones de exploración lunar.

agua en el polo sur de la luna
Mapa del hemisferio sur de la Luna, donde se aprecian las concentraciones de agua.

Antes de iniciar con la minería lunar, se debe establecer una forma óptima de trasladar material hasta la Tierra. Sabemos que existen materiales de interés en la Luna. Por ejemplo, las rocas lunares que trajeron los astronautas de la misión Apolo revelaron presencia de metales conocidos como “tierras raras”, debido a su escasez en nuestro planeta.

Minería de la Luna.

Extraer dichos elementos no es fácil y puede resultar sumamente costoso. Sin embargo, especialistas en recursos espaciales como Ian Crawford, de la Universidad de Londres, consideran que es económicamente malo, pero ambientalmente benéfico”. Por ejemplo, cuando se habla de la extracción del neodimio que se usa en los imanes, traerlo desde la Luna puede resultar más caro. Aunque desde una perspectiva ambiental es mejor para nuestro planeta. De confirmarse, la minería lunar inauguraría una nueva industria de miles de millones de dólares.

superficie lunar

Al mundo le urge una transición energética, principalmente por los efectos del cambio climático. Actualmente, muchos ven en la energía nuclear la alternativa ideal a los combustibles fósiles. Una de las propuestas más innovadoras pretende copiar al Sol, que crear energía transformando hidrógeno en helio. Y una forma de lograr esto es combinar deuterio con helio-3, un tipo rarísimo del helio.

Con el deuterio no hay problema, pues se puede extraer del agua de mar. Sin embargo, el helio-3 es sumamente raro en la Tierra. Cada kilogramo puede costar hasta millón y medio de dólares. Mientras tanto, en la Luna se han detectado regiones con concentraciones de helio-3 de hasta 20 partes por millón. Algunos estiman que en nuestro satélite natural hay alrededor de 1.5 billones de dólares en forma de helio-3.

¿A quién le pertenecen los recursos de la Luna?

En teoría, la Luna no tiene dueño y se le considera patrimonio común de la humanidad. Pero, gracias al Tratado del espacio, cientos de países pueden reclamar posesión de la misma. A lo largo de la historia se han visto varios intentos por apropiarse de la Luna. Por ejemplo, el 25 de septiembre de 1954, el abogado chileno Jenaro Gajardo Vera intentó registrar la Luna a su nombre ante un notario.

 

Entonces, la propiedad sobre la luna es un tema repleto de claroscuros. Pese a la existencia del Tratado, aquí solo se mencionan los países. No se aborda el tema de las empresas privadas. Crawford considera que la legislación internacional sobre la Luna y sus recursos está completamente desactualizada.

cohete de spacex

A finales de la década de 1970 intentaron promover el Tratado de la Luna. Un proyecto que buscaba establecer reglas claras sobre los recursos del satélite natural, pero ninguna nación espacial importante firmó el tratado. Y a últimas fechas, una serie de países viene impulsando la Declaración de los Derechos de la Luna. Propuesta que no se ha ratificado.

Probablemente, conforme las misiones lunares vayan despegando empezaremos a observar un avance en el tema. Será interesante ver cómo es que los países se las arreglan para acordar asuntos complejos de la propiedad en el espacio exterior. Quizá seamos los primeros en atestiguar la venta (completamente legal e internacionalmente reconocida) de terrenos en el espacio. Y que la minería de la Luna se convierta en el negocio del siglo XXI.

Te puede interesar.

1 comentario en «Minería de la Luna marcará rumbo de la exploración espacial»

Deja un comentario