Médicos encuentran infestación de gusanos durante cirugía por apendicitis

Si hay algo que realmente me provoque terror es enterarme algún día que tengo apendicitis. Quienes han pasado por esta experiencia dicen que es terrible, con dolores insoportables. Sin embargo, para muchos es mil veces preferible tener apendicitis que experimentar lo que sucedió con una adolescente en el Reino Unido.

gusanos apendice gif

Cuando la internaron para practicarle una cirugía de eliminación del apéndice, tras una supuesta inflamación, los médicos terminaron descubriendo que la causa de los dolores era una infestación de gusanos.

La joven de apenas 15 años fue internada en el Royal Cornwall Hospital, en la localidad de Truro, con náuseas y dolores insoportables en el área de la cadera – los síntomas clásicos de una apendicitis. Prácticamente todos los médicos saben que lo ideal, en este caso, es operar cuanto antes para que la inflamación y la infección no se dispersen a otras regiones del abdomen.

Por supuesto, antes que la persona entre al quirófano le realizan una serie de exámenes. En el caso de la adolescente, que prefirió el anonimato, tanto el ultrasonido como las muestras de orina no resultaron concluyentes, por lo que se indicó la cirugía. Sin embargo, al abrir el abdomen de la joven, los médicos encontraron un montón de gusanos arrastrándose en torno a un apéndice sana.

 

Lombrices intestinales comunes.

Debido a los dolores, el médico Luke Allen explicó que la decisión fue practicar una laparoscopia, pues no requiere una incisión muy grande en la piel. Al investigar ovarios, útero e intestino delgado, no apareció nada normal. Cuando el equipo de cirugía llegó al apéndice, sucedió el encuentro: una multitud de gusanos saliendo del punto de incisión, justo en la base del órgano.

Según los médicos, este tipo de infestación es algo común, y afecta a millones de personas al año, principalmente a los jóvenes en edad escolar. Son lombrices intestinales que al inicio no provocan ningún daño, pero son contagiosas: se transmiten vía oral cuando alguien pasa su mano por una superficie contaminada y después se la lleva a la boca.

Los huevecillos de estas lombrices atraviesan todo el sistema digestivo y pueden terminar alojándose en el intestino delgado. Allí nacen las larvas que se trasladan al intestino grueso, viviendo como parásitos. La niña se mantuvo internada y tomó medicamentos para matar los huevecillos y larvas que no fueron retirados durante la cirugía. Afortunadamente se encuentra bien.

12 Reacciones

Hacer comentario