Mata a sus hijos por tener “ADN de serpiente”, era seguidor de QAnon

Creyendo que sus hijos más pequeños tenían “ADN de serpiente”, un hombre estadounidense los asesinó. Llama la atención que el sujeto siguiera al movimiento de conspiración QAnon, vinculado a la extrema derecha. Las autoridades lo acusan del homicidio de dos infantes en suelo extranjero, uno de dos años y otro de apenas diez meses.

QAnon(1)

Matthew Taylor Coleman, de 40 años de edad, confesó a las autoridades pleno entendimiento sobre la gravedad de sus acciones. Sin embargo, intentó excusarse diciendo que “era la única forma de salvar al mundo”. Autoridades federales acusan a Coleman de llevar a sus hijos a México para asesinarlos antes de regresar a territorio estadounidense. Según lo divulgado por la policía, el hombre fue detenido en la frontera con California.

Macabro viaje.

La madre de los pequeños denunció la desaparición el pasado 7 de agosto. Fecha en que Coleman los extrajo de la casa que compartían. La engañó diciendo que los llevaba a acampar, aunque jamás reveló su destino. Además, durante el viaje no respondió llamadas ni mensajes de texto a la madre de los pequeños.

El 8 de agosto, gracias a la aplicación “Find My iPhone” la policía rastreó la ubicación del criminal. El sistema reveló que su última localización conocida eran las inmediaciones de Rosarito, en México. Al día siguiente Coleman intentaba ingresar a los Estados Unidos, pero el FBI lo detuvo en la frontera.

Durante el interrogatorio el hombre confesó el asesinato de ambos niños con un arma de fuego. Además, señaló que abandonó los cadáveres en México, donde las autoridades locales los encontraron. El asesino mencionó estar convencido de que “sus hijos se transformarían en monstruos, y por eso debía matarlos”.

En esa declaración, también salió a flote que las teorías de QAnon y los Illuminati lo alertaron. El hombre aseguró recibir varias visiones y pistas donde se revelaba que su esposa tenía ADN de serpiente, mismo que transmitió a sus hijos. Durante el interrogatorio de los federales, Coleman se mostró convencido de que estaba “salvado al mundo”. La autoridad lo acusó formalmente por el homicidio de ciudadanos estadounidenses en el extranjero.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *