Más de 60 mil tortugas filmadas por drones en el mar de Australia

Armados con un equipo de drones, un grupo de investigadores australianos registró la travesía de aproximadamente 64 mil tortugas verdes en las inmediaciones de la Isla Raine, que forma parte de la Gran Barrera de Coral en Australia. Las imágenes filmadas en diciembre y divulgadas hasta hace poco, revelan el recinto más grande conocido de reproducción de tortugas marinas.

tortugas isla raine australa

Según datos de la Lista Roja de la UICN, la tortuga verde marina (Chelonia mydas) se encuentra en peligro de extinción. Esta especie que habita regiones tropicales y subtropicales esta a punto de desaparecer por la caza furtiva desenfrenada, la contaminación de las playas donde desovan y la captura accidental en redes de pesca.

Es por esto que los biólogos tienen especial interés en controlar el número de la población. El pasado 4 de junio, el Raine Island Recovery Project publicó un artículo donde describe la utilización de vehículos aéreos no tripulados como el método más eficaz para rastrear especímenes.

Previo a la disponibilidad de esta tecnología, el equipo se las arreglaba marcando el caparazón de las tortugas con una tinta especial aprovechando la época de freza. Posteriormente, hacían conteos periódicos en el océano mediante observaciones directas desde embarcaciones. Sin embargo, el método resultó poco eficaz pues la población de tortugas era muy amplia como para contarla a simple vista.

Un paraíso para las tortugas.

La utilización de drones permitió demostrar que esta región figura entre los principales sitios de reproducción de las tortugas marinas alrededor del mundo. Los científicos explican que las tortugas pasan gran parte de su vida en el agua, alimentándose. Sin embargo, eventualmente regresan a la misma playa donde nacieron para enterrar sus huevos en la arena.

Aunque el video muestra una escena maravillosa de la naturaleza, oculta un lado terrible. El investigador Andrew Dunstan mencionó que las observaciones permitieron determinar que las tortugas no se están reproduciendo como se espera de un grupo tan grande. Los motivos son desconocidos, pero los investigadores observaron que las playas donde estas tortugas desovan se inundan con más frecuencia.

En un comunicado de prensa el equipo señaló que buscan intervenir la isla para protegerla y convertirla en un hábitat más amigable para la reproducción de estos reptiles.

Deja un comentario