Más de 140 mil especies de virus viven en tu estómago

Un equipo de investigación del Instituto Wellcome Sanger y del Instituto de Bioinformática perteneciente al Laboratorio Europeo de Biología Molecular identificaron más de 140 mil especies de virus habitando el intestino humano. Lo sorprendente de este estudio es que más de la mitad de las especies identificadas no se habían observado antes. Es importante recordar que no todos los virus son perjudiciales. De hecho, algunos resultan importantes para nuestra flora intestinal.

virus en el estomago humano(1)

En un artículo publicado en la revista Cell, se resume el análisis de más de 28 mil muestras de microbiota intestinal. Esta gigantesca recolección se hizo con voluntarios de diversas partes del mundo. Los investigadores señalan que el número y la diversidad de virus presentes en el estómago humano son sorprendentemente altos. Esta información abre camino para nuevas investigaciones. Por ejemplo, se podría mejorar la comprensión de la forma en que los virus del intestino influyen en nuestra salud.

El papel de los virus estomacales en la salud humana.

Es sabido que los desequilibrios en la flora intestinal influyen en padecimientos complejos como la depresión, alergias, enfermedad inflamatoria intestinal y obesidad. Sin embargo, se sabe muy poco sobre el papel que juegan las bacterias intestinales y los bacteriófagos que las infectan en la salud y enfermedades que aquejan a los humanos.

En el intestino humano se encuentra un ambiente con una biodiversidad impresionante. Son mundos microscópicos de los que ni siquiera nos percatamos. Bacterias y cientos de miles de virus conocidos como bacteriófagos, capaces de infectar bacterias, también viven en el órgano.

“Debemos recordar que no todos los virus son perjudiciales, sino que son parte integral del ecosistema intestinal”, señala el investigador Alexandre Almeida. “En la mayoría de los virus observados encontramos ADN como material genético, a diferencia de los patógenos que la mayoría conoce, como el Zika o el Sars-CoV-2, que son virus de ARN. Además, las muestras provienen principalmente de personas saludables que no compartían enfermedades específicas”.

Entre ese mar de virus descubiertos, los investigadores observaron la prevalencia de un nuevo clado (un grupo que puede tener un ancestro común) al que llamaron Gubaphage. Después del CrAss-fago, un fago descubierto en 2014, este figura como el clado más prevalente en el intestino humano. Sin embargo, todavía se necesitan estudios adicionales para averiguar sus funciones.

Con los resultados obtenidos por el estudio se integrará la Gut Phage Database (GPD), una base de datos muy precisa que contiene el genoma no redundante de 142,809 fagos. Esta información resulta vital para todos aquellos científicos que estudian los bacteriófagos y el papel que desempeñan en la regulación de nuestras bacterias intestinales.

Dr. Trevor Lawley, autor principal del estudio, señala que “la investigación de bacteriófagos pasa por una revolución. Este catálogo de virus intestinales humanos a gran escala y de alta calidad llega en un momento adecuado para fungir como modelo o guía en el análisis ecológico y evolutivo para futuros estudios del viroma”.

Deja un comentario