Las ratas urbanas se hacen cada vez más grandes

Las ratas urbanas no dejan de crecer, son más largas y gordas comparadas con otros roedores. Es un fenómeno extraño que desafía la regla de Bergmann, donde postulan que los animales tienen menor tamaño entre más alta es la temperatura del medio que habitan.

ratas urabanas(2)

Si haces hasta lo imposible para evitar encontrarte frente a frente con una rata enorme, tenemos malas noticias. Aunque la mayor parte del tiempo están fuera de nuestra vista, o preferimos ignorarlas, la situación puede cambiar. Y es que estos roedores, antiquísimos compañeros de vida urbana, están creciendo como nunca antes.

Un grupo de investigadores del Museo de Historia Natural de Florida se mostró sorprendido al concluir un reciente estudio. Encontraron que estos mamíferos están creciendo más allá de lo que alguien pudo pronosticar. Los científicos analizaron la evolución de 140 mil medidas en más de un centenar de mamíferos en Norteamérica a lo largo de ocho décadas.

Ratas cada vez más grandes.

A grandes rasgos, encontraron que las ratas urbanas son mucho más largas y gordas que aquellos roedores que no viven cerca de las ciudades. Si atendemos la regla de Bergmann, encontraríamos que los animales en climas más cálidos tienden a ser más pequeños. De hecho, algunos científicos han advertido que el incremento de la temperatura provocado por el cambio climático está reduciendo el tamaño de algunos animales.

“Era algo que nadie esperaba”, señala Robert Guralnick, curador del Museo de Historia Natural de Florida. La autora principal del estudio, Maggie Hantak, considera que el aumento en el tamaño de las ratas «es un buen argumento de porque no deberíamos asumir que el clima o la regla de Bergmann son infalibles al determinar el tamaño de los animales».

Antes de esta investigación, los científicos pronosticaban que las ratas urbanas serían más pequeñas al paso del tiempo. Y es que en las ciudades se produce un aumento de temperaturas a consecuencia de los materiales empleados en las construcciones, como el asfalto y cemento. Es un fenómeno conocido como islas de calor urbano.

Sin embargo, la conclusión de esta investigación sugiere que el ambiente urbano está cambiando los cuerpos de las ratas desde el interior. Los investigadores creen que el sedentarismo de las ciudades promueve el crecimiento de las ratas. En esta hipótesis, los roedores no sólo tienen menos depredadores, también menos necesidad de buscar comida y mayor acceso a alimentos ricos en calorías.

Artículos relacionados:

2 comentarios en “Las ratas urbanas se hacen cada vez más grandes”

  1. Solo una hipótesis:
    ¿Y si están teniendo una evolución convergente al hombre, donde al tener acceso a alimentos de alta calidad (por todo lo que se desperdicia y tira actualmente) se desarrollan más?
    Es para enriquecer el último párrafo, ya que no solo se proveen de más calorías, sino que consumen más proteínas y nutrientes mejores. Justo como está sucediendo con algunos países en vías de desarrollo…
    Interesante artículo.

  2. Y no nada mas crecerian en tamaño si no para allá tambien va el tema de sus enfermedades, vi un documental donde decia que en una sola rata de Nueva York habitan miles de virus y baterias dañinas para el ser humano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *