La venganza y los automóviles

Muchas veces cometemos errores, jugamos chueco y provocamos en otras personas ese deseo incontenible de venganza, la «dulce venganza». Aunque en algunas ocasiones no tiene mas causa que el simple hecho de ser quien somos, algunos son creativos e inteligentes a la hora de vengarse, algunos incluso hasta te pagan con las misma moneda pero otros prefieren un método más directo y creo uno de los más utilizados, arruinarte el automóvil.

autos_arruinados (1)

Después del salto podrán ver métodos casi satánicos como ácido, picos, botes de excremento, comida, pegamento, mensajes obscenos en aerosol, espuma etc.

Quizá te interesa:

6 comentarios en “La venganza y los automóviles”

  1. algo por el estilo le sucedio a mi carro, mucho tiempo atras . unas chavas con las que trabajaba, pusieron rollo de papel de banio alrededor de el carro, quiero aclarar que era papel nuevo , no estaba usado.

    Responder

Deja un comentario