La NASA encontró evidencia de vida en Marte en 1970, sugiere científico

El siguiente artículo fue escrito por Gilbert V. Levin, un científico que colaboró con la NASA como analista de datos del proyecto Labeled Release en el programa Viking que la agencia espacial estadounidense desplegara en Marte en 1976. Se publicó originalmente en el sitio Scientific American.

llegada del hombre a marte

Hoy, los humanos tenemos oportunidad de retroceder hasta el virtual origen de nuestro mundo. Hemos asimilado gran parte de las leyes de la naturaleza por las que se rigen los cuerpos celestes aparentemente eternos, su evolución, desplazamiento y probable destino. Pero, igual de relevante es el hecho de que no tengamos una confirmación sobre la existencia de vida extraterrestre o, dicho de otra forma y en palabras del poeta Samuel Coleridge, si estamos «solos, solos, completamente solos en un inmenso océano».

Los hallazgos del programa Viking.

La humanidad ha realizado una sola exploración para intentar resolver este misterio elemental. Tuve la fortuna de participar en aquella histórica aventura como analista del experimento para la detección de la vida Labeled Release (LR) en la misión Viking que la NASA enviara a Marte en 1976. El 30 de julio de aquel año, la LR emitió los resultados preliminares de su exploración en Marte.

Increíblemente, eran positivos. A medida que el experimento progresó, cinco controles distintos respaldaron los resultados positivos emitidos desde la nave espacial gemela de la Viking que aterrizó a unos 6,400 kilómetros de distancia. Las curvas de datos sugerían la presencia de respiración microbiana en el Planeta Rojo. Esas curvas producidas sobre la superficie marciana eran similares a las observadas en las pruebas que la LR realizó en suelo terrestre. Aparentemente, el misterio elemental había quedado resuelto.

Pero, cuando el Viking Molecular Analysis Experiment fue incapaz de detectar materia orgánica, en la NASA concluyeron que la LR había detectado una sustancia que «imitaba» a la vida, pero no vida en sí. Sospechosamente, en los últimos 43 años desde la misión Viking, ninguna de las misiones subsecuentes que la NASA ha enviado a Marte incluyen un instrumento para la detección de vida que pudiera dar seguimiento a los intrigantes resultados.

lanzamiento programa viking 1975
Lanzamiento de la misión Viking en 1975.

De hecho, las misiones que la agencia ha enviado a Marte buscan determinar si en el planeta existió un hábitat propicio para la vida y, de ser así, transportar muestras a la Tierra para su análisis biológico.

Búsqueda de vida extraterrestre.

Según la NASA, la búsqueda de vida extraterrestre figura entre sus temas prioritarios. A inicios de 2019, el administrador de la NASA Jim Bridenstine declaró que podría encontrarse vida microbiana en Marte. Nuestro país está comprometido a enviar astronautas a Marte. Cualquier clase de vida en ese planeta podría representar una amenaza para su existencia y la de nosotros a su regreso. Por eso, el asunto de la vida en Marte se ha vuelto un tema tan central y relevante.

La vida en Marte parece una posibilidad muy lejana. Por otro lado, sería casi un milagro que el planeta fuera estéril. Alguna vez, el científico de la NASA Chris McKay mencionó que la Tierra y Marte habían estado «intercambiando saliva» durante miles de millones de años. Eso quiere decir que cuando un planeta es alcanzado por grandes meteoritos o cometas, algunas eyecciones terminan en el espacio. Eventualmente, pequeñas porciones de este material residual aterrizan en el otro planeta, tal vez poblándolos con polizontes microbiológicos.

En múltiples pruebas de laboratorio se ha demostrado que algunas especies microbianas de la Tierra podrían sobrevivir en el ambiente de Marte. De hecho, algunos reportes señalan la supervivencia de microorganismos que han sido expuestos al espacio desnudo fuera de la Estación Espacial Internacional.

Viking superficie de marte 1976

Las reservas de la NASA para dar continuidad a la búsqueda directa de microorganismos parecen pasar por alto la simplicidad de los descubrimientos que hizo Luis Pasteur en 1864. Al permitir que los microbios contaminaran un caldo de infusión de heno, observó la aparición de burbujas repletas de gas. Previo a la existencia de estos organismos vivos, no se manifestaban las burbujas. Pasteur había determinado que, si esta sustancia se calentaba (o pasteurizaba), los microbios morirían.

Detectando vida microscópica.

Esta prueba tan simple y elegante, actualizada para sustituir la infusión de heno de Pasteur con nutrientes microbianos modernos, es socorrida por autoridades sanitarias del mundo entero todos los días para examinar el agua potable. De esto depende la salud de miles de millones de personas que, de otra forma, terminarían ingiriendo patógenos microbianos.

En esencia, esta prueba tan estándar fue lo que hizo la LR en suelo marciano, modificada al agregar varios nutrientes que se cree incrementan las posibilidades de un resultado exitoso con organismos inusuales, así como el etiquetado de los nutrientes con carbono radiactivo.

Estas mejoras lograban que la LR consiguiera resultados incluso al probar poblaciones microbianas muy reducidas asentadas en Marte, si es que existían, y redujeron el tiempo de detección de microorganismos terrestres a aproximadamente una hora. En Marte, cada experimento de la LR se extendió durante siete días. También agregaron un control de calor, similar al de Pasteur, para determinar si había alguna respuesta química o biológica.

superficie de marte Viking 2
Superficie marciana desde la Viking 2.

La Vinking LR procuraba detectar y monitorear un metabolismo en curso, un indicador muy básico y a prueba de fallas de microorganismos vivos. Se ejecutaron miles de pruebas, tanto antes como después de la misión Viking, en cultivos microbianos y suelos terrestres, en laboratorios y ambientes naturales extremos. Jamás se obtuvieron falsos positivos y falsos negativos. Esto respalda con solidez la fiabilidad de los datos proporcionados por la LR en Marte, pese a que su interpretación es debatida.

Evidencia que sugiere la existencia de vida en Marte.

Mi colega durante los experimentos de la LR, Patricia Ann Straat, escribió un libro titulado To Mars with Love donde proporciona detalles científicos de la LR Viking a un nivel muy entendible. Adicionalmente, los artículos científicos que se publicaron sobre la LR están disponibles en mi sitio web.

Además de la evidencia directa sobre la vida en Marte que se obtuvo con la Viking LR, misiones posteriores y diversos descubrimientos en la Tierra apoyan la existencia de vida microbiana en Marte:

  • Agua superficial, suficiente para sustentar microorganismos, fue encontrada en Marte por las misiones Viking, Pathfinder, Phoenix y Curiosity.
  • La activación ultravioleta (UV) del material en la superficie de Marte no generó, como se había previsto, una reacción de la LR. Una muestra recolectada de debajo de una roca que protegía de los rayos UV se mostró tan activa a la LR como las muestras de la superficie.
  • Los científicos que trabajan con el Curiosity han reportado la existencia de compuestos orgánicos complejos en Marte, posiblemente integrados por querógen, que podrían tener un origen biológico.
  • Tanto Phoenix como Curiosity encontraron evidencias de que el ambiente marciano alguna vez fue habitable.
  • El exceso de carbono-13 sobre carbono-12 en la atmósfera de Marte es un indicio de actividad biológica, que prefiere consumir el segundo.
  • Los microorganismos terrestres han logrado sobrevivir al espacio exterior fuera de la Estación Espacial Internacional.
  • Las eyecciones que contenían microbios viables probablemente llegaron a Marte desde la Tierra.
  • En la atmósfera marciana se ha logrado medir metano. Los microbios metanógenos podrían ser la fuente del mismo.
  • La acelerada desaparición del metano en la atmósfera de Marte necesitaría de un «sumidero», probablemente patrocinado por los metanótrofos que podrían coexistir con los metanógenos en la superficie del planeta.
  • Sobre la superficie marciana se han filmado luces móviles parecidas a fantasmas, similares al fenómeno de fuego fatuo que se forma en la Tierra por la ignición espontánea del metano.
  • En la atmósfera marciana se ha encontrado amoníaco y formaldehído, cada uno posiblemente indicativo de biología.
  • Un complejo análisis independiente del resultado positivo de la LR identificó la señal como biológica.
  • El análisis espectral de seis canales disponible en el sistema de imagen de Viking encontró que el liquen terrestre y los parches verdes sobre la roca marciana presentan el mismo color, saturación, matiz e intensidad.
  • Algo muy parecido a un gusano fue registrado por una imagen del Curiosity.
  • El Curiosity también encontró grandes estructuras parecidas a los estromatolitos terrestres (formadas por microorganismos). Un análisis estadístico basado en sus complejas características reveló que la probabilidad de que las similitudes fueran una simple casualidad era de 0.04%.
  • No se ha descubierto ningún factor contrario a la vida en Marte.

La negativa de la NASA a implementar dispositivos de detección de vida extraterrestre.

En resumen, contamos con el resultado positivo obtenido a través de una prueba microbiológica ampliamente utilizada, el respaldo de controles fuertes y diversos, resultados duplicados en cada uno de los sitios de las naves Viking, explicación del experimento en ambas localizaciones y la ausencia, durante 43 años, de cualquier teoría o experimento que proporcione una explicación no biológica a los resultados obtenidos por la Viking LR.

Sorprendentemente, no hay evidencia que contraríe la existencia de vida en Marte. De hecho, algunos experimentos en laboratorio han mostrado que ciertos microorganismos terrestres podrían sobrevivir y crecer en Marte.

marte

La NASA ya ha confirmado que el módulo que aterrizará en Marte en 2020 no contará con una prueba para la detección de vida. Siguiendo un protocolo científico bien establecido, creo que se debe hacer el esfuerzo para realizar experimentos de detección de vida en la próxima misión a Marte. Mi colega y yo hemos propuesto de manera formal e informal que el experimento LR, mejorado con la capacidad de detectar un metabolismo quiral, se realice en Marte para confirmar la existencia de vida.

Además, una LR Quiral podría confirmar y complementar los hallazgos de la Viking LR. Sería capaz de determinar si la vida detectada es similar a la nuestra, o si tuvo un origen independiente. Se trata de un descubrimiento científico fundamental por si solo. Ya contamos con un LR Quiral pequeño y ligero cuyo funcionamiento ha sido comprobado. Fácilmente podría convertirse en un instrumento de la nave.

Por ahora, un panel de expertos debería revisar la información proporcionada por la Viking LR junto con la evidencia más reciente sobre la vida en Marte. Un jurado objetivo podría concluir que la Viking LR sí encontró vida en suelo marciano. Independientemente, un estudio de esta clase serviría de guía para la búsqueda del santo grial de la NASA.

1 comentario en “La NASA encontró evidencia de vida en Marte en 1970, sugiere científico”

Deja un comentario