La estatua de madera 7 mil años más antigua que Stonehenge

La estatua de madera que aparece en la siguiente imagen se considera la más antigua del mundo, esculpida hace más de 12 mil años. El Ídolo de Shigir, como se conoce a la pieza, ha cautivado a los arqueólogos desde la década de 1990. Ahora, un nuevo estudio conducido por personal de la Universidad de Gotinga, en Alemania, del Instituto de Arqueología RAS y del Museo Regional de Sverdlovsk, ambos en Rusia, arrojó nueva información sobre el artefacto.

Ídolo de Shigir 2

En 1890, las diez piezas que conforman al Ídolo de Shigir se localizaron por primera vez en Rusia. En esa época, creyeron que se trataba de alguna curiosidad o una especie de tótem de pueblos del pasado. Como se trataba de una pieza de madera, material que no resiste mucho el paso del tiempo, suponían que se construyó en un período no muy distante de la historia humana.

Tendría que pasar un siglo para que los investigadores se percataron de que tenían entre manos un objeto milenario. Además, descubrieron que la excelente preservación de las piezas se debía al ambiente ácido y antimicrobiano que prevalece en el pantano de Shigir. Este lugar está situado en la región rusa de los Montes Urales.

A finales de la década de 1990, los arqueólogos finalmente hicieron una datación de la estatua estimando que tenía alrededor de 9,750 años de antigüedad. Sin embargo, el análisis se hizo con un fragmento exterior de la madera, porción sometida a condiciones de preservación.

El Ídolo de Shigir.

Para 2018, un nuevo análisis reveló que la parte interna del objeto era casi 2 mil años más antigua de lo que se creía. Concluyeron que tenía 11,600 años. Pero la cosa no se detuvo allí, pues con cada nueva investigación y análisis la estatua parece hacerse cada vez más vieja.

Mucho más antigua.

En enero de 2021, la revista Quaternary International publicó un estudio de arqueólogos que lograron analizar la madera de la estructura. Al analizar los anillos de crecimiento presentes en el tronco que conforma la escultura, realizaron una datación todavía más antigua. El árbol, un lárice, presentaba 159 anillos al momento que lo cortaron para tallar la estatua, lo que sugiere una edad de 12,100 años.

Con esta información podemos suponer que el Ídolo de Shigir se esculpió al final de la última era glacial, unos 7 mil años antes de que se edificara el majestuoso monumento Stonehenge al sur del actual Reino Unido, durante el período Neolítico.

Thomas Terberger, uno de los autores del estudio y eminencia en el tema, explicó que el Ídolo de Shigir se esculpió en medio de un gran cambio climático, una época donde los primeros bosques empezaban a florecer por una Eurasia glacial más cálida. «El paisaje cambió junto con el arte. Tal vez como una forma de ayudar a las personas a enfrentar los ambientes desafiantes que iban encontrando», dice el arqueólogo.

Se desconoce el fin para el que se utilizó la escultura. Sin embargo, los grabados en la madera parecen reflejar información sobre espíritus ancestrales, el mito de la creación y la relación entre el cielo y la Tierra. Según Svetlana Savchenko, curadora de las piezas y coautora de la investigación, los trazos geométricos observados se corresponden con otros patrones presentes en Europa de periodos cercanos, como las esculturas de roca del santuario Göbekli Tepe, en Turquía.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario