Jeppson’s Malört: una bebida famosa por su mal sabor

Todo borracho tiene una bebida cuyo sabor le desagrada particularmente. Pero, con el Jeppson’s Malört existe un consenso general: sabe a rayos. De hecho, las personas que lo han probado comparan su sabor con el de pesticida, ácido de batería y gasolina. ¿Cómo diablos saben el sabor de esas cosas? No tengo idea.

Jeppson’s Malört(1)

“Malört” es un término en sueco para ajenjo, un licor producido a partir de la Artemisia absinthium con un montón de historia. De hecho, en marcianos reseñamos la historia de un terrible crimen bajo la influencia del ajenjo. También es la bebida que aparece en la galería de Henri Beauchamp.

Un licor de mal sabor.

La planta de donde se fabrica este licor es muy amarga, tanto que le han atribuido propiedades antiparasitarias y un efecto letal contra gusanos intestinales. En Suecia, al menos desde el siglo XV empezaron a infundir la planta en alcohol para emplear el licor como remedio contra problemas digestivos. Cuando los primeros inmigrantes suecos llegaron a los Estados Unidos, trajeron la bebida con ellos y se popularizó en el nuevo territorio. Actualmente, el Jeppson’s Malört está ampliamente asociado con la cultura de Chicago.

En una entrevista para la agencia NPR, Sam Mechling, el director creativo de la empresa que fabrica este licor, comentó: “los habitantes de Chicago ven el Malört como un talismán, y los talismanes deben ser fuertes, como Chicago”. Además, confesó que el inusual éxito de la bebida se debe, en gran parte, a los camareros de la ciudad.

Y es que ellos adoptaron el Jeppson’s Malört como un “saludo secreto”, lo que ha permitido que la bebida prospere a pesar de su terrible hedor. Pero, lo cierto es que el licor jamás hubiera alcanzado ese éxito sin las redes sociales. La compañía se ha esforzado en divulgar la reputación de su malört como uno de los tragos más repugnantes del mundo. Uno de sus lemas asegura que es capaz de “convertir las papilas gustativas en enemigas del gusto por años”, siempre alardeando de su terrible sabor.

Lo más curioso es que todos parecen coincidir en que Jeppson’s Malört es una bebida desagradable, y cada uno tiene sus propios parámetros para referir ese sabor. Sin lugar a dudas, las descripciones que han hecho los catadores de esta bebida parecen un reflejo fiel de lo que promete.

Jeppson’s Malört licor ajenjo

“¿Qué puedo decir sobre beber Malört que no hayan dicho antes? Sabe a pesticida”, comentó un consumidor en una reseña en línea.

En un hilo de Reddit, un usuario refirió lo siguiente: “imagina exprimir calcetines sudados tras un entrenamiento rudo y recoger todo ese líquido. Llenar una botella y dejarlo fermentar en un armario tibio. Así sabe Malört”.

“Sabe cómo si alguien hubiera vomitado ginebra dentro de un zapato apestoso”, mencionó otro usuario.

Los orígenes y el éxito de Jeppson’s Malört.

En la época de la prohibición, Carl Jeppson empezó a comercializar este peculiar malört y cuenta la leyenda que el hedor del producto era lo único que lo libraba de ir a prisión. Siempre que un oficial de policía se presentaba a inspeccionar el negocio, Jeppson proporcionaba una muestra del producto en venta. Así, no había dudas que lo que estaba comercializando no tenía fines recreativos.

La cara que ponen los que beben el asqueroso licor por primera vez se ha popularizado como “Malört Face”, y a los habitantes de Chicago les encanta jugar esta broma con personas de otros lugares. De hecho, entre los lugareños se considera un rito de iniciación, aunque nadie sabe exactamente sobre qué.

“La mayor parte de los bebedores primerizos terminan rechazando el Jeppson’s Malört. El sabor fuerte y penetrante de este licor no es para todos. Es una bebida implacable, se podría decir que brutal, para el paladar. Estimamos que sólo 1 de cada 50 hombres seguirá consumiendo Jeppson’s Malört después de un primer trago”, se lee en la etiqueta del producto.

Por increíble que parezca, esa fama al desagradable sabor del licor ha permitido que la compañía prospere en los últimos años. Aunque la mayoría de sus consumidores son de Illinois, otros mercados empezaron a mostrar interés, sobre todo por aquellos bromistas y personas ávidas de degustar esta especie de aguarrás.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

2 comentarios en «Jeppson’s Malört: una bebida famosa por su mal sabor»

Deja un comentario