ITER, el experimento científico más caro de la historia

Ante una posible crisis energética que le aguarda a la humanidad en el presente siglo, científicos, militares, políticos e inversores de todo el mundo están apostando sus fichas en una fuente aparentemente prometedora de energía: la fusión nuclear.

ITER

En los últimos 60 años, muchas máquinas fueron construidas en un intento de dominar la fusión y, aunque ninguno de los experimentos resultó en el dominio definitivo de la tecnología, cada intento ha allanado el camino para la iniciativa más audaz hasta el momento, el ITER (abreviatura de “Reactor Internacional Termonuclear Experimental”), que se construirá en Cadarache (Francia).

Con 73 metros de alto (13 por debajo de la superficie) y 23 mil toneladas de de peso estimado, ITER es mayor que el Arco del Triunfo y es tres veces más pesado que la Torre Eiffel. Sus piezas serán fabricadas en diferentes países, y algunas deben pesar cerca de las 360 ​​toneladas cada una. En total, el proyecto tendrá un costo de entre 13 mil millones y 16 mil millones de euros, casi el doble de caro que el LHC (Large Hadron Collider, que ayudó a los científicos encontrar el bosón de Higgs).

Hay una buena variedad de fuentes de energía, pero cada una tiene, como es natura, sus complicaciones: el petroleo finalmente terminará por acabarse, el carbón, aunque existe en abundancia, podría causar un desastre ambiental, en función de la escala que se utilice, la energía nuclear convencional trae un riesgo de seguridad considerable, y es difícil de desprenderse de sus residuos; fuentes naturales como la eólica y la solar son demasiado volubles para abastecer una gran demanda de energía, aunque su uso está aumentando a medida que evoluciona la tecnología.

La fusión nuclear, al igual que las otras, no es una alternativa perfecta, sobre todo debido a las incertidumbres científicas sobre ella. Sin embargo, es una apuesta difícil de evitar.

La fusión controlada de átomos (distintos de proceso de fisión nuclear, que se produce en una bomba nuclear) siempre ha sido considerada como una posible fuente de energía, ya que crearía condiciones como las del sol. La fusión nuclear requiere una gran cantidad de energía para suceder, y por lo general libera más energía de la que consume – la tecnología podría significar energía abundante y barata, y más verde que las otras alternativas.

PopSci

66 Reacciones

Hacer comentario