Hombre encuentra un riachuelo que huele a cerveza

Waipio es un pequeño valle ubicado en el centro de Hawái. Para los habitantes de esta región, el característico hedor a bebida alcohólica formaba parte de la atmósfera cotidiana en un riachuelo local. Las personas describían el aroma como una combinación entre ponche de frutas y cerveza aceda. No suponía mayor contratiempo, pues el olfato de los habitantes terminó por acostumbrarse a la peste. Sin embargo, el origen del peculiar hedor resultó mucho más alarmante de lo que suponían.

rioachuelo con cerveza

Al toro por los cuernos.

Este año, un residente decidió llegar has las últimas consecuencias para resolver el problema. El hombre vivía en las inmediaciones y, mientras hacía una caminata por el área verde, se volvió a topar con el maloliente riachuelo. En 2016, esta misma persona buscó ayuda de grupos ambientalistas en un intento por llamar la atención. Pero, no tuvo éxito.

Ahora, el hombre se puso en contacto con Carrol Cox, un ambientalista que dirige la iniciativa EnviroWatc, una ONG dedicada al combate contra la destrucción de los hábitats naturales. Afortunadamente, en esta ocasión sí lo escucharon. “El otro día que pasé por allí, creí que estaba en un bar que se mantuvo cerrado tres o cuatro días”, señaló el estadounidense en su denuncia.

tuberia rota

Hasta ese momento se desconocía la fuente del olor a alcohol. Pero, resultaba evidente que el arroyo no era un cuerpo de agua saludable. Tras inspeccionar el área, Cox descubrió el problema: las instalaciones de uno de los mayores distribuidores cerveceros en la isla, ubicadas a unos cuantos kilómetros del riachuelo. En ese momento, inferir el motivo fue muy fácilDesastre medioambiental.

 

El activista encontró que el problema se originaba en una tubería de drenaje pluvial, misma que atravesaba bajo una carretera próxima al arroyo. De ese canal “completamente disfuncional” se filtraba un líquido que escurría hasta el cuerpo de agua. Tras analizar la corriente del arroyo, EnviroWatch encontró que tenía un porcentaje alcohólico de 1.2% por volumen. El equivalente a una cerveza reducida en alcohol. Por si fuera poco, también detectaron que el agua contenía un 0.04% de azúcar.

arroyo con cerveza

Si se pone en perspectiva el impacto medioambiental al ecosistema local, los datos son preocupantes. Y no solo perjudica a la flora y fauna que circunda al arroyo, pues el riachuelo desemboca en Pearl Harbor.  Cox señaló que Hawái posee numerosos sistemas y vegetación en riesgo de extinción, como las zonas pantanosas.

Desafortunadamente, la contaminación de los cuerpos de agua dulce es uno de los principales factores que propician esta situación. Con evidencia en mano, EnviroWatch acudió al gobierno del estado para exponer el grave problema en Waipio. Poco después, las autoridades contactaron a la distribuidora de bebidas alcohólicas para que resolviera la situación.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario