Glass (1958), el hipnótico documental ganador del Oscar

“Glass” es un cortometraje documental, sin diálogos, sobre la fabricación de objetos de vidrio que terminó ganando un Oscar un año después de su aparición. En 10 minutos totalmente hipnotizantes, nos conduce por los mundos de la producción artesanal e industrial del vidrio.

glass documental (2)

En la primera mitad de este documental dirigido por Bert Haanstra, aparece la técnica tradicional y artesanal de los sopladores de vidrio en la Royal Leerdam Glass Factory, en Holanda. Soplar vidrio requiere de una habilidad que cuesta mucho tiempo aprender y donde no existe mucho margen para el error. La manipulación – y los eventuales ajustes, dado que todo está hecho a mano – necesitan hacerse en cuestión de segundos, pues de otra forma la pieza se endurece con la deformación. Es toda una danza de fuerza y sutileza, de brutalidad y arte.

Hay que soplar con fuerza, usar alicates, encarar al horno, el calor extremo y, al mismo tiempo, tener la delicadeza de un artesano. Todo eso aderezado con un kodachrome y al ritmo de jazz. Y, por su puesto, para estos sopladores que fabricaban el vidrio no podía faltar un cigarrillo en la boca, tan popular en la época.

En la segunda mitad del documental la atmósfera cambia por completo y todo tiene un aspecto industrial, incluso la banda sonora repetitiva y hasta cierto punto inquietante. Ahora toca el turno a la máquina para fabricar botellas y vasos.

Dato curioso: en el libro “How We Got To Now“, hay un capitulo súper interesante sobre el surgimiento del vidrio que, entre otras cosas, relata el episodio en que los sopladores de vidrio italianos fueron exiliados a la isla de Murano debido a los constantes incendios que causaban en las ciudades. Como debes saber, en la actualidad Murano es la meca de las piezas de vidrio fabricadas artesanalmente.

4 Reacciones

Hacer comentario