Gemelos en Kazajistán nacen con 11 semanas de diferencia

La mujer presentaba “útero doble”, una malformación en la que las posibilidades de embarazo múltiple ascienden a 1 entre 25,000. Liliya Konovalova, residente de Kazajistán, quedó embarazada de gemelos y, a diferencia de muchas otras mujeres, pasó por dos partos del mismo embarazo. En mayo dio a luz a una niña y, tres meses después, regresó al hospital para traer al mundo a su otro hijo.

gemelos vestidos de conejo

Estos gemelos nacieron con una diferencia de 11 semanas: mientras la niña llegó el 24 de mayo, el varón salió de las entrañas de su madre el 9 de agosto. Los alumbramientos de esta naturaleza son algo extremadamente raro, y las probabilidades indican que sucede en 1 de cada 50,000,000 de embarazos. Konovalova, de 29 años, es el primer caso registrado en todo Kazajstán.

Los gemelos no sólo estuvieron separados por la fecha de nacimiento, pues en el útero también se desarrollaron de forma independiente. Y es que la madre presenta una malformación denominada útero didelfo o doble. En estos casos, el órgano se encuentra divido por la mitad formando dos cavidades distintas. En el vientre de Liliya, cada bebé se desarrolló en “sacos” independientes, lo que permitió a uno nacer de forma prematura.

Esta malformación se presenta durante la fase fetal. En individuos normales, dos tubos se fusionan para dar origen al útero. Cuando se habla de un útero didelfo, estos tubos terminan convirtiéndose en úteros distintos. También es posible que la mujer nazca con dos cavidades vaginales, aunque no sucede siempre.

El útero doble no es una situación tan rara. El ginecólogo Robert Zurawin menciona que una de cada mil mujeres cuenta con útero doble. Lo verdaderamente complicado es embarazarse de gemelos y que se desarrollen en cada útero, por separado. Estadísticamente hablando, sólo sucede en uno de cada 25 mil casos.

La bebé de Liliya nació de forma prematura tres meses antes de la culminación del embarazo. Sin embargo, su hermano se tomó las cosas con calma y se quedó en el vientre de su madre los nueve meses. No es el primer caso médico en que unos hermanos gemelos nacen en distintos días. Pero, Liliya Konovalova casi rompe la marca de la mayor diferencia entre nacimientos. Ese título se otorgó en 2012, cuando dos bebés del mismo embarazo nacieron con 87 días de diferencia.

Casos parecidos surgen frecuentemente. En 2009, una mujer estadunidense dio a luz a unas gemelas, una de cada útero. En 2006, una mujer del Reino Unido con útero doble trajo al mundo trillizos. En este caso, dos bebés compartieron uno de los úteros y el otro se quedó con un lado para él solo.

Deja un comentario