Evidencia sugiere que “población fantasma” se cruzó con humanos antiguos

Un grupo de investigación de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), en Estados Unidos, realizó un estudio en el que encontró evidencia de una “población fantasma” de antiguos humanos que habitó en África hace 500 mil años. Lo más interesante es que llegaron a esta conclusión valiéndose de los genes de personas vivas.

evolucion

La cruza.

Al analizar los genomas de poblaciones en África Occidental, los genetistas encontraron señales de estos misteriosos ancestros. Casi uno de cada cinco voluntarios presentaba ADN proveniente de una fuente desconocida. Los científicos creen que, hace miles de años, los humanos modernos se mezclaron con poblaciones arcaicas aún no descubiertas. Un fenómeno parecido a la cruza que se dio entre europeos y neandertales, cuya evidencia todavía puede localizarse en el ADN de individuos modernos.

También tenemos el caso de australianos, polinesios y melanesios indígenas que portan genes de denisovanos, otro grupo de humanos arcaicos. “Todos los africanos occidentales que examinamos tienen ascendencia de esta población arcaica ddesconocid”, señala Sriram Sankararaman, biólogo en la UCLA y autor principal del estudio.

La metodología.

El equipo de investigación analizó 405 genomas provenientes de cuatro poblaciones en África Occidental (una de Gambia, otra de Sierra Leona y dos de Nigeria). Empleando técnicas estadísticas, procuraron definir si algún gen surgió a partir de cruzamientos con humanos antiguos en el pasado.

Encontraron que sí. Los genes destacados eran muy distintos a los genes humanos modernos. Los científicos también los compararon con los genes de neandertales y denisovanos, llegando a la conclusión de que el ADN provenía de un grupo desconocido de humanos arcaicos.

“Aparentemente produjeron un impacto sustancial en los genomas de los individuos actuales estudiados. Representan entre el 2% y 19% de la ancestralidad genética”, explicó Sankararaman.

Los próximos pasos.

Por ahora, los expertos creen que la “población fantasma” terminó separándose de los neandertales y humanos modernos hace entre 360 mil y un millón de años. Se trataría de un grupo de aproximadamente 20 mil individuos que se relacionó con africanos modernos en algún momento hace 124 mil años.

Sin embargo, es importante aclarar que no se trata de hallazgos definitivos. Los mismos científicos aclaran que existen explicaciones alternativas posibles, como múltiples olas de reproducción a lo largo de miles de años, o incluso más de una población desconocida relacionada con nuestros ancestros.

Mientras tanto, los investigadores buscan profundizar en el estudio de estos genes primitivos para intentar develar su origen y función. Una de las hipótesis que se maneja es que las poblaciones modernas africanas conservaron estos genes arcaicos porque ayudaron en la supervivencia y reproducción.

“Es muy probable que la imagen verdadera sea mucho más complicada [de lo que se piensa]”, concluyó Sankararaman.

Artículos relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *