Etiqueta real: 5 actos que deberían evitar frente a la reina de Inglaterra

Para la realeza inglesa el protocolo lo es todo, pues durante todos estos siglos en el poder han dictado reglas para que los plebeyos se comporten de la forma correcta ante la presencia de su majestad, la reina. Las conductas irrespetuosas de la plebe ya no ameritan juicio en la Torre de Londres; sin embargo, durante un encuentro oficial faltar a la etiqueta podría ser motivo de una gran humillación pública en Buckingham.

Reina Isabel II sentada

No tocar a la reina.

La primera y más importante de todas las reglas: no toques a la reina. El contacto está permitido únicamente cuando ella extiende la mano para saludar. Y nada más, no se debe rebasar ese límite. Una de las faltas más famosas a este protocolo tuvo lugar en 2017 cuando  David Johnston, gobernador general de Canadá, tomó por el brazo a Isabel II mientras descendían por unas escaleras. A Johnston le pareció un acto apropiado, pero un montón de gente mostró indignación ante esta situación.

La empresa Debrett’s, especializada en la etiqueta británica desde 1769, dice que la etiqueta actual es mucho menos estricta que en el pasado, pero lo mejor es que el invitado espere a que la reina le extienda el saludo. Es decir, nada de saludar de abrazo y beso a Isabel.

Reina Isabel II saludando de mano
Este es un saludo formal a la reina.

No llegar tarde.

¿Sueles llegar tarde a los eventos? Jamás lo hagas en uno donde estará presente la reina de Inglaterra. Es más, deberías salir antes que ella. Además, se considera una falta de respeto que cualquier invitado de la familia real abandone un evento antes que la reina, a no ser que se cuente con el permiso expreso de algún secretario particular de la Corona.

No dar la espalda a la reina.

También se considera una gran grosería por parte del invitado dar la espalda a la reina en una situación donde ambos coincidan en la misma habitación. Es por esto que los especialistas en etiqueta real suelen recomendar a los invitados una distribución en semicírculos. Además, también se espera que durante cualquier conversación con Isabel las gesticulaciones se hagan con las manos vacías.

rostro disgustado de la reina isabel ii

Prohibidas las fotos con la reina.

Otro dato importante para los jóvenes adictos a tomarse fotografías con cualquier famoso: está prohibido tomarse selfies con la reina. Además, se considera inaceptable tomar una fotografía de la reina durante una visita a su casa. Sí, todos sabemos que Isabel II es una de las mujeres más fotografiadas de nuestros días y una protagonista recurrente en los medios de comunicación; sin embargo, se prohíbe estrictamente tomar fotografías no oficiales en las instalaciones que son propiedad de la Corona. En estos lugares, incluso las selfies sin la reina están desaconsejadas.

joven tomando selfie de la reina isabel II
Quizá se lo pasaron porque era un niño, pero algo así es una gran falta de respeto para su majestad.

Cuidado con el alcohol.

La realeza inglesa tiene un amplio historial de miembros que amaban el alcohol, pero no es buena idea honrar su memoria emborrachándose. Los efectos del alcohol, como la euforia, no son algo bien visto en ninguna conferencia con la reina.

Etiqueta recomendada.

Además de la etiqueta prohibida, está la etiqueta recomendada. Y entre todas estas cosas, una de las más importantes es que te mantengas atento a tu postura física, principalmente al saludar a Isabel II. Saludar correctamente a un miembro de la familia real durante un primer encuentro resultará esencial para una futura relación. Asumir una postura formal se considera suficiente: reverenciar a las mujeres con una ligera inclinación corporal y curvar el cuello con el debido respeto cuando se trata de los hombres.

ilustracion rostro de isabel II

Además, es importante poner atención a la conducta de la reina durante la conversación. No hablar menos que ella, pero tampoco de más. Sentarse cuando ella se siente y empezar a comer cuando ella dé el primer bocado. Es importante procurar una conversación fluida, y no ser muy pretenciosos.

Pero, sobre todo, si te equivocas no te desesperes: afortunadamente ya no existe un verdugo que te corte la cabeza. Actualmente no existe ley alguna que regule las conductas antes mencionadas, pues se siguen como parte de una antigua tradición. Si te equivocas, sólo pide disculpas.

3 comentarios en “Etiqueta real: 5 actos que deberían evitar frente a la reina de Inglaterra”

  1. Y tambien esta prohibido montar al unicornio de colores que poseen o prender tu cigarillo de la flama del dragon que la custodia.

    No puedo creer que en pleno siglo 21 exista esto.

Deja un comentario