Escopolamina, una droga de cuidado

Escopolamina, burundanga o “aliento del diablo” son los nombres con los que se conoce a una peligrosa droga en Colombia. La escopolamina es una sustancia extraída de las plantas en la familia de las solanáceas (árbol borrachero, la mandrágora, la brugmansia y otras plantas del mismo genero), se trata de una droga altamente toxica que debe utilizarse en dosis minúsculas en tratamientos médicos, ya que una sobredosis de escopolamina produce delirio, psicosis, parálisis, estupor y la muerte.

Escopola

Originaria de la región de la cordillera de los andes, el “aliento del diablo” es utilizada en Colombia por los delincuentes como una formula para robar la voluntad de sus victimas. Las historias que logró capturar Vice en el documental El aliento del demonio colombiano son simplemente escalofriantes.

Cuando VICE me propuso ir a Colombia para hacer un reportaje sobre la escopolamina, me pareció magnífico. No conocía mucho la droga, pero la idea de que una sustancia que hace que una persona sea incapaz de ejercer su propia voluntad me parecía la receta perfecta para tirar dos tres risas. Incluso dediqué un poco de tiempo a intentar descifrar diferentes formas para traer un poco de escopolamina a Estados Unidos para dársela a mis amigos. El plan original era probarla yo mismo para hacerme una idea del efecto que tendría en ellos. El productor y el cámara de este reportaje viajaron a Bogotá un poco antes que yo para confirmar algunas entrevistas y preparar el terreno. Unos días más tarde, cuando llegué, todo había cambiado dramáticamente. Al parecer, sus primeros días en el país fueron una mezcla de camellos fuera de control e historias horribles sobre la escopolamina, así que decidimos que era mejor que no la probara. Aunque estoy muy orgulloso del trabajo que hicimos en Colombia, cuando llegó el momento de marcharnos, tenía muchísimas ganas de salir corriendo de ahí. Esta historia, y las personas que la cuentan, merecen ser escuchadas. – Ryan Duffy

8 Reacciones

Hacer comentario