Elaboran árbol genealógico con 13 millones de familiares

¿Qué resulta más influyente cuando se trata de vivir más, los hábitos o la genética? Partiendo de una montaña de datos familiares, un grupo de investigadores intentó responder esta pregunta. Si eres el tipo de persona que suele invitar a toda la familia a la cena navideña, incluso a esos primos lejanos que ni siquiera conoces, harías bien en cruzar los dedos para no estar incluido en el árbol genealógico que elaboró Yaniv Erlich.

Arbol con muchas ramas

Este experto en ciencias de la comunicación de la Universidad Columbia, trazó un vínculo de parentesco entre 13 millones de personas alrededor del mundo, vivas y muertas, diseminadas a lo largo y ancho del mundo durante 11 generaciones. Después, empleó los datos para responder la pregunta que abre esta publicación: ¿qué resulta más influyente cuando se habla de longevidad, la genética o los hábitos?

 

Una verdadera hazaña.

Esta hazaña (13 millones de personas es un número superior a la población en la Ciudad de México) se hizo posible gracias a la base de datos del proyecto Geni.com, donde los internautas tienen oportunidad de buscar a sus antepasados y localizar a parientes distantes que también pueden descubrir más sobre sus orígenes.

“Solamente la cantidad por sí sola es una locura”, argumentó el investigador Atul Butte, de la Universidad de California, en una publicación de Nature. “Crear una base de datos de ese calibre solamente es posible a través del crowdsourcing. Es verdaderamente impresionante”. Seguramente te lo estás preguntando, pero no es posible saber si te encuentras en este árbol genealógico pues la información sobre los nombres no fue divulgada.

 

Los hallazgos sobre longevidad.

El descubrimiento más importante es que la edad depende más del ambiente que de la genética. Fumar, beber hasta perder la conciencia y llenarte de comida hasta el hartazgo con la esperanza de que los genes de tus abuelos te darán ese empujón para llegar a los 100 años no sirve de nada.

Diseño arbol genealogico

De hecho, aquellos genes “buenos” para la longevidad, en promedio, obsequian cinco años más de vida a sus portadores, pero fumar les quita 10 – sin mencionar que uno no puede elegir las condiciones socioeconómicas del lugar donde se nace. La herencia genética sólo fue capaz de explicar diferencias de longevidad en el 16% de los casos.

No se trata de un resultado sorprendente, lo interesante es la metodología que se utilizó. Se trata de la primera vez en que un investigador y su equipo, solos, recolectan información sobre 13 millones de personas sin siquiera levantarse de la silla. Esto es importante pues, según los expertos, bancos de datos de este tamaño y de fácil acceso como el utilizado aquí serán esenciales para la investigación genética en el futuro.

 

Otras curiosidades.

Además, analizar árboles genealógicos con el tamaño de una megalópolis permite obtener una serie de datos bastante curiosos: en el año de 1750, las personas solían casarse con personas que vivían muy cerca (a máximo 10 kilómetros de distancia). Dos siglos después, la distancia promedio entre los lugares de nacimiento de los miembros de una pareja se multiplicó por diez. Aparentemente, tecnologías como el tren, el teléfono y el Internet nos hicieron más selectivos en cuestiones de amor

Ciencia
  • EPN Mar 7, 2018

    Yo tuve que salir de mi amado establo de mexico para conocer a mi gaviotita

Comentar el artículo.