El post con los tipos de moco

Moco Nostálgico: es el moco que te comías en la niñez y que recuerdas cada vez que pruebas algo saladito.

Moco Menstrual: es el que sale con sangre.

Moco Hulk: es verde, verde.

Moco Bart Simpson: está completamente amarillo.

Moco Suicida: es aquel que sale disparado al vacío cuando estornudas.

Moco Trapecista: es aquel que anda, de un hilo, colgando de tus narices cuando te da un ataque de tos.

Moco Puerta falsa: es el que resbala hacia la garganta y lo sacas creyendo que es un gargajo.

Moco Asesino: es aquel que atenta contra tu vida al cortarte la respiración en las noches.

Moco Clepsidra: es el que andas goteando de la nariz cuando tienes gripe.

Moco Atractivo: es el que no puedes evitar mirarlo en el pañuelo cuando te acabas de sonar.

Moco Del amor: es el que dejas embarrado en la mejilla de tu novia cuando le das un beso.

Moco Aferrado: es el moco que se aferra a quedarse pegado a tu dedo una vez que te lo sacas de la nariz.

Moco Espinoso: es aquel que sale mezclado con pelos de la nariz.

Moco Clandestino: es aquel que embarras en la pared, o en la parte baja de algún mueble, tratando de que nadie se de cuenta.

Moco Sentimental: es aquel que se te sale con las lágrimas.

Moco Despreocupado: es con el que se oye un silbido cuando respiras.

Moco Del cielo: es el moco que le muestras a los demás cuando levantas la cabeza y miras hacia arriba.

Moco Cerveza: es el que tiene consistencia espumosa.

Moco Pompa de jabón: es el que inflas en algún orificio de tu nariz y se rompe como una burbuja de jabón.

Moco Sorpresa: es el que encuentra en la almohada cuando despiertas en la mañana.

Moco Afrodisíaco: parece que es una orden de ostiones.

Moco Expansivo: es el que resulta tan abundante que se te embarra en la cara al momento de sonarte.

Moco Orquesta: es aquel que en medio de un estornudo, excepcionalmente fuerte, sale acompañado con un salivazo, un par de lágrimas, un chorro de orina y un pedo.

Moco Nutritivo: es aquel que sale con comida (típicamente algunos granos de arroz o una semilla de alegría) que se sube de la garganta a la nariz.

Moco Pornográfico: es el que tiene apariencia de semen.

Moco Cometa: es el que, al sacártelo con el dedo, resulta que arrastra una cola viscosa diez veces más larga que él.

Moco Bubbaloo: es el que parece seco, pero tiene su centro líquido.

Moco Ping Pong: es aquel que cuando te lo sacas, lo encuentras tan sólido que no puedes resistir la tentación de hacer una pelotita con él.

Moco Resbaladizo: es aquel que cada cierto tiempo tienes que aspirar porque está a punto de salir de tus narices.

Moco Cristalino: es aquel que jurarías que es una gota de agua… hasta que lo tocas.

Moco Con leche y galletitas: es aquel que sale de tus narices, mezclado con tu desayuno, cuando te atragantas.

Moco Escapista: es el que te sacas de la nariz y descubres, aterrado, que no sabes dónde quedó.

Moco Traicionero: es el que sientes que se te sale cuando estás dando un discurso.

Moco Mugroso: es aquel que cuando te lo sacas con el dedo se esconde entre la suciedad de tus uñas.

Moco Mascarilla: es cuando te embarras la cara con el moco y, al secarse, forma una película sobre la piel (¡te la deja suavecita!).

Moco Sádico: es aquel que inunda tus narices justo en el día que se te olvida el pañuelo.

Moco Huella digital: es el que no te lo puedes sacar en la escena de un crimen porque pudieran quedar impresas tus huellas digitales en él.

Moco De camisa: es aquel con el que, a falta de pañuelo, utilizas la manga para limpiártelo.

8 comentarios en «El post con los tipos de moco»

Deja un comentario