El museo del narco

En el Museo militar del Enervante, cerrado al publico y accesible solo al personal militar y judicial, se albergan los objetos, maquetas, pinturas e historias que conforman el gigantesco mosaico del narcotráfico en México.

Se exhiben muestras de distintas drogas como la marihuana en todas sus formas, anfetaminas y cocaína debidamente etiquetadas en un vaso transparente.

Un mapa iluminado en 3D muestra las rutas que sigue la droga desde el sur de América hasta Estados Unidos y Canadá.

Un capitán muestra el enorme fresco que adorna la entrada al museo.

La figura de Zuyaqui, un pastor alemán responsable de la detección de 3628 kg de marihuana y otras drogas.

Una muestra del ocultamiento de la droga en botes de alimento.

Pistola 9 milímetros propiedad de un integrante del cartel de la droga, cachas de oro, bronce y las iniciales LMJ en diamantes.

Maqueta de un típico reten militar, en los últimos tres años, las fuerzas armadas mexicanas confiscaron 443 aeronaves, 14622 vehículos y 43118 armas, entre ellas lanzagranadas y lanzacohetes.

Droga oculta entre el marco de un cuadro de la Virgen María de Guadalupe. Nueve de estas imágenes fueron encontradas durante la inspección de un autobús de pasajeros en Sonora. El total confiscado fue de 49 kilogramos de marihuana.

Esta es la sección del museo dedicada a Jesús Malverde, el santo de los narcos.

De 1976 a 2009, 636 soldados mexicanos murieron en enfrentamientos con los cárteles de la droga – 133 de ellos fueron asesinados en los últimos tres años.

Representación de un granjero cuidando su cosecha de amapola, la escena es acompañada por un narco-corrido.

Diferentes pistolas confiscadas a los barones de la droga en México.

En el museo también se pueden observar diversos dispositivos para el tratamiento y producción de las drogas.

Imagenes: Sarah L. Voisin, Washington Post

11 Reacciones

Hacer comentario