El mapamundi que conocemos está cambiando (puede ser vertical)

Desde sus inicios, la cartografía estuvo dominada por los europeos. Por eso no es de extrañar que ocupen un papel central en el tradicional mapamundi. Sin embargo, conforme el núcleo de la actividad económica global se desplace hacia Oriente, la representación gráfica del mundo cambiará.

El mapamundi que conocemos está cambiando(1)
Planiglobii Terrestris Mappa Universalis (1746), por Johann Baptist Homann.

Nos acostumbramos a ver el Océano Atlántico como eje central en un mapa del mundo. Mientras que Europa, ligeramente alejada del centro, domina la parte central. A la izquierda tenemos América y Asia queda relegada a la esquina derecha. Finalmente, Australia está en un rincón del fondo. Sin embargo, la realidad del tradicional mapamundi ya es un poco diferente en estos tiempos.

Quizá te interesa: 6 de los mapas más extraños en la historia

Desde hace mucho, para más de la mitad de la población mundial (engrosada por los chinos, indios y otros países de Asia oriental), “su mapa” siempre se centró en otro eje: el Océano Pacífico. Hasta ahora, el mapa “oficial” de nuestro planeta (al menos para los occidentales) usaba de referencia al Atlántico. Pero, conforme la economía mundial se desplaza a extremo Oriente, Europa resulta cada vez más irrelevante. Así, el mundo (y su mapa) están cambiando.

Este es el “verdadero” mapamundi.

En un mapa mucho más apegado a nuestra época, China, India y Australia ocupan una posición central en el mundo. Misma que comparten con Estados Unidos al otro lado del Pacífico. Mientras tanto, Europa queda relegada en una esquina, casi oculta en una posición adecuada para el papel que su economía desempeña por estos tiempos.

mapamundi vista del pacifico(1)

Los países europeos que alguna vez dominaron los océanos y controlaron gran parte de las rutas comerciales, hoy se posicionan en el fin del mundo. La perspectiva de un mapamundi centrado en el Atlántico es una herencia del dominio occidental que prevaleció sobre la cartografía durante siglos. Un concepto que también popularizó la cultura y los medios de comunicación.

Kunyu Wanguo Quantu
Kunyu Wanguo Quantu.

Y la verdad es que, para las personas al otro lado del planeta, este mapa siempre ha sido diferente. El primer mapamundi en relieve creado en China, el Kunyu Wanguo Quantu, se elaboró en 1602 mostrando un mundo completamente distinto a lo que estamos acostumbrados. En esta obra del misionero jesuita Matteo Ricci, China debía destacar como el centro del mundo pues el mapa era para el Emperador Wanli.

Más allá de su utilidad en la construcción de la Gran Muralla, los chinos nunca adoptaron al Kunyu Wanguo Quantu como una representación del mundo. Aunque, cabe destacar que guarda ciertas similitudes con la visión del planeta que continúan enseñando las escuelas chinas en la actualidad.

Un mapamundi vertical.

Es poco probable que el mapamundi siga centrándose en el Atlántico, y todo apunta a que tomará como eje central el Pacífico incluso en Occidente. Aunque, nada garantiza que esta versión (o sus variantes modernas) prevalezcan sobre otras. Principalmente porque existen otras perspectivas sobre la forma en que deberíamos ver el mundo.

mapamundi vertical

Entre las representaciones más originales de un futuro mapamundi destaca el planeta en vertical. Creada en China, esta representación no solo resulta más conveniente para las pantallas de los teléfonos móviles, sino que tiene mucho sentido. En este mapamundi, el mundo se centra, literalmente, en el Océano Índico. Y conforme nos desplazamos a los extremos en busca de tierra firme, la primera gran masa continental que aparece es India y China dominando el centro del mundo.

Europa se observa “apachurrada” a la izquierda, mientras que una parte de Asia es minimizada por un continente africano desproporcionalmente grande. En la parte superior, Norteamérica se posiciona de cabeza, al igual que Centro y Sudamérica. Este último subcontinente aparece en la esquina inferior izquierda, debajo de la Antártida. Por otro lado, Australia luce un poco encogida a la derecha, al igual que el Polo Norte, entre Rusia y Canadá.

Es un mapa que se aleja muchísimo de la típica Proyección de Mercator, esa representación donde existe una división de los polos Norte y Sur, se proyecta el mapa sobre un cilindro y podemos elegir el centro de nuestro mundo. Aunque parezca un mapa de otro planeta, quizá es hora de ir acostumbrándonos a ver el mundo de esta forma.

Te puede interesar.

Deja un comentario