El lugar más peligroso en la historia de la Tierra

Un reciente estudio sobre el lugar más peligroso en la historia de nuestro planeta concluyó algo revelador. Desde mucho antes que los seres humanos vagaran por la Tierra, en este lugar habitaron seres temibles. Sin embargo, también existieron terrenos cuya configuración geográfica propiciaba la erradicación de vida.

isla peligrosa

Un grupo de investigadores de la Universidad de Detroit Misericordia y Universidad de Portsmouth se propuso identificar el sitio auténticamente mortal, y dieron con un lugar en específico que existió hace 100 millones de años, en el período Cretácico.

Grupo Kem Kem: el lugar más peligroso.

Para obtener este resultado los expertos analizaron fósiles del Grupo Kem Kem, un grupo geológico que se extiende sobre una zona del desierto del Sahara al este de Marruecos, en África del Norte. Apoyados en investigaciones previas, el equipo analizó ejemplares en museos de todo el mundo y realizó visitas a los destinos involucrados.

El resultado es una imagen vívida y peligrosa de la forma en que transcurría la vida en la era de los dinosaurios en África. Como señala el Dr. Nizar Ibrahim, de la Universidad de Detroit Misericordia, el Grupo Kem Kem fue “un lugar donde un viajero humano no duraría demasiado”.

En aquella época, uno de los elementos más abundantes en el Grupo Kem Kem era el agua. La investigación señala la existencia de un vasto sistema fluvial que sustentaba toda una variedad de depredadores en múltiples sentidos. Allí habitaron reptiles furiosos y peces voraces. A menudo, los últimos terminaban en las fauces de los primeros.

Grupo Kem Kem el lugar más peligroso
Configuración geográfica del Grupo Kem Kem.

Monstruos del pasado.

ZooKeys, la revista donde se publicaron los hallazgos, menciona que “la fauna vertebrada del Kem Kem tenía un sesgo hacia carnívoros de tamaño considerable, como los enormes pterosaurios y varios cocodriliformes”. Además, agregan que “no existe comparación en un ecosistema terrestre moderno con sesgo similar hacia los carnívoros de cuerpo grande”.

Con un terreno tan húmedo, la vida se las arregló para producir un terreno exclusivo, pero altamente mortal. De los depredadores de dinosaurios más grandes registrados hasta la fecha, tres deambularon por el Kem Kem.

Entre aquellos monstruos de la vida real figuraba el Carcharodontosaurus, un feroz terópodo de 8 metros de longitud cuya dentadura asemejaba a la de un tiburón. Una auténtica máquina de matar capaz de desplazarse a 32 km/h. Otras presas podían encontrarse cara a cara con un rapaz Deltadromeus, con la misma envergadura que un Carcharodontosaurus pero con la elegancia y velocidad de los dinosaurios rapaces.

El Deltadromeus pesaba poco más de una tonelada, y las desafortunadas presas que caían en sus dominios morían víctimas de unas garras viciosas.

Los pterosaurios, que pertenecen a una clase distinta a la de los dinosaurios, básicamente eran cocodrilos gigantes con alas. Y si una presa buscaba seguridad zambulléndose en el río, bajo la superficie acechaban cosas peores. El profesor David Martill, de la Universidad de Portsmouth, señala que en los ríos del Kem Kem habitaba “un enorme tiburón de agua dulce llamado Onchopristis, provisto de temibles dientes rostrales (parecidos a un anzuelo) e increíblemente brillantes”.

El lugar más peligroso Grupo Kem Kem

Un panorama de lo que fue el lugar más peligroso en la Tierra.

Desde una perspectiva más moderada, determinar el lugar más peligroso en la historia de nuestro planeta es útil para que los paleontólogos entiendan el paisaje de África con un sentido novedoso. Tal es la importancia de estos hallazgos, que el lugar cambió de nombre. La región que alguna vez se conoció como camas Kem Kem, oficialmente es llamada Grupo Kem Kem. Y es que se trata de dos formaciones distintas: Formación Douira y Formación Gara Sbaa.

En nuestros tiempos, el peligro lo representa el hombre y no los dinosaurios. La existencia de este lugar se conoce desde hace mucho tiempo, y es información que no sólo dominan los paleontólogos, sino también los cazadores de fósiles comerciales. Esto quiere decir que múltiples restos de estos antiguos dinosaurios, reptiles y otros seres pasaron a formar parte de colecciones privadas.

Este estudio sobre el lugar más peligroso de la historia es el primero en su tipo desde que Ernst Freiherr Stromer von Reichenbach publicara sus hallazgos en 1936. Ha transcurrido casi un siglo, pero este último informe sobre las carnicerías que se libraban en esa zona en el pasado no es para nada decepcionante. No sólo proporciona un panorama para entender la vida durante el Cretácico, sino también presenta la vida con toda su majestuosidad.

Artículos relacionados:

Deja un comentario