El abuelo de Lady Gaga

Bien dicen que no hay edad para divertirse. Lo extraordinario viene cuando un abuelo hace cosas que normalmente haría alguien en plena flor de la juventud. Me recordó al “bailele compradre“.

8 Reacciones

Hacer comentario