¿Vas a dormir entre las 10 y 11 de la noche? Podría ser algo bueno para tu corazón

¿Sueles ir a dormir entre las 10 y 11 de la noche? De acuerdo con un estudio publicado por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), acostarse a dormir en ese horario promueve una mejor salud cardíaca. Esto gracias a una sincronización entre nuestro reloj biológico y el sueño. Pues una mala regulación del ritmo circadiano incrementa de forma considerable la probabilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

hora de ir a dormir(1)

Tras el peculiar estudio se encuentran científicos de UK Biobank, un banco de datos que almacena información detallada sobre la salud de individuos a lo largo y ancho del Reino Unido. Con una muestra de 88 mil voluntarios, la investigación recopiló datos del sueño a través de un dispositivo parecido a un reloj de pulso durante una semana. Posteriormente, los científicos cotejaron los datos de salud cardiovascular de los participantes en un lapso de 6 años.

El horario «ideal» para dormir.

Encontraron que más de 3,000 adultos desarrollaron enfermedades cardiovasculares. Curiosamente, la gran mayoría de estos individuos iba a dormir antes o después del horario «recomendado» de las 10 y 11 de la noche. Pero, los investigadores fueron precavidos al advertir que el estudio solo reveló una asociación sin comprobar la causa y efecto del fenómeno.

Entonces, se necesitan más estudios para concluir definitivamente que el horario en el que nos acostamos a dormir es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. La influencia que tiene el sueño sobre la salud es algo científicamente comprobado. Se sabe que una mala calidad en el sueño puede ser contraproducente para la salud del corazón. Es durante el sueño que el organismo ejerce las principales funciones restauradoras del cuerpo. Por eso resulta tan importante dormir entre 7 y 9 horas al día.

Pero, no hay que olvidar que la privación del sueño es uno entre múltiples factores que predisponen a las enfermedades cardiovasculares. Cuidar la salud de nuestro corazón implica mantener una buena alimentación, ejercitarnos regularmente, alejarnos del estrés y controlar los principales factores de riesgo para los padecimientos cardíacos: diabetes, tabaquismo, hipertensión, obesidad, etc.

Artículos relacionados:

Últimas Entradas:

Deja un comentario