Historia

Descubren palacio del siglo II durante obras del Metro en Roma

Bien dicen que la desgracia de unos es la felicidad de otros, al menos así aplica en Roma entre ingenieros y arqueólogos. Y es que construir una nueva línea de Metro, literalmente, es una invitación a explorar el pasado del enorme Imperio que se levantó sobre la actual ciudad capital de Italia.

Palacio siglo 2 roma

Para que te des una idea clara de lo complicado que resulta la obra, incluso antes de diseñar el trayecto de la línea C del Metro, que se encuentra en desarrollo para establecer conexión entre el Coliseo, el Palacio de la Cancillería y el Palacio de Venecia, al menos 56 zonas de monumentos y edificios históricos, catalogados por la UNESCO como patrimonio cultural de la humanidad, tuvieron que pasar por una minuciosa revisión de un grupo de arqueólogos.

 

Un palacio intacto.

En esta ocasión y a principios de marzo encontraron una casona del siglo II, prácticamente un palacio con un enorme patio central, 14 habitaciones y una fuente. “Ni siquiera imaginábamos lo que íbamos a encontrar”, confesó Simona Moretta, arqueóloga responsable de la excavación, en una entrevista a The New York Times.

Mosaico palacio roma siglo ii

También se encontraron con los cimientos de otra construcción, probablemente un gran almacén. Todo esto se encontraba bajo aproximadamente 12 metros de tierra. “La decoración se encuentra prácticamente intacta, desde el mosaico en los pisos hasta los frescos en los muros”.

Moretta cree que este sitio se cubrió de forma intencional con tierra en torno al siglo III, poco antes de que el emperador Aurelio amurallara los límites de la ciudad en el año 271.

Durante la excavación también se encontraron artilugios de madera, utilizados en la construcción de los cimientos del edificio. “Por lo general no se encuentran restos de madera en Roma”, dice Moretta. Pero como esta línea del Metro se adentrará más de 30 metros en el suelo, precisamente para atravesar por debajo de los sitios arqueológicos sin provocar daños, las excavaciones están siendo mucho más profundas de lo normal.

En los últimos años se han descubierto complejos militares, antiguos sistemas de abastecimiento de agua e incluso una osamenta de un perro que existió hace 1800 años.

Comentar

1 Comentario